Policiales | DataChaco | Justicia | Barranqueras | Argentina

"Yo decidí estar en la casa de mis suegros"

La adolescente asegura que no está "secuestrada", ni tampoco sufre maltratos físicos y/o psicológicos, denunciados por su madre.

Tras la denuncia pública de Natividad Viviana Ortiz, sobre la familia Sena, donde los acusa de tener secuestrada a su hija de 15 años y a su nieto de 8 meses, la adolescente implicada decidió romper el silencio y desmentir los dichos de su madre, en diálogo con Datachaco.com.

TE PUEDE INTERESAR: Denuncia que una familia tiene secuestrada a su hija

La joven comenzó diciendo en su declaración: “Yo vengo acá porque estoy demasiado cansada, me está hartando esta mujer que es mi madre”, ratificó en compañía de sus suegros.

A mediados de octubre, la madre y la abuela de la menor involucrada habían radicado denuncias acusando a la familia Sena por “privación ilegítima de la libertad” de ella, y de su bebé de 8 meses, alegando que “nadie de la familia sanguínea puede ir a verla ni llamarla por teléfono”.

Por su parte, la menor replicó: “Mi mamá sabía perfectamente bien cómo son mis suegros y mi novio. Ellos nunca me trataron mal, no sufro violencia en su casa. Yo puedo ser libre de hacer lo que yo quiera, ellos no me prohíben de nada, no me tienen encerrada”, enfatizó la joven.

“Ellas dos tienen un problema psicológico y se están haciendo tratar”, expresó la menor sobre su madre y su abuela, quienes se oponen a su decisión de vivir en la casa de sus suegros.

En principio, Ortiz había estado de acuerdo con dejar a su hija en la casa de la familia del novio de la adolescente, por un período de 90 días, mientras ella se encontraba en Bolivia. Pero al regresar a la Argentina, quiso que su hija vuelva a vivir con ella, a lo que la adolescente se negó.

“Yo decidí estar en la casa de mis suegros y quiero que ella respete mi decisión”, dijo la menor refiriéndose a su madre, tras las denuncias que se radicaron en contra de la familia Sena, por “privación ilegítima de la libertad”.

“Estaba todo bien con la familia de mis suegros”, dijo la menor a Datachaco.com, refiriéndose a la relación previa de su madre con los tutores actuales de ella. Incluso, la joven afirmó: “Mi mama estuvo de acuerdo en que yo vaya a vivir con ellos. Ella se fue a Bolivia porque tenía que cuidar a mi hermano. A los pocos meses vino a verme, cuando nació mi bebé. Y agregó: “El mes pasado se quedó a vivir en la casa de mis suegros, conmigo. Después ella decidió irse porque tuve una pelea con mi novio, y a ella no le gustó".

El 10 de septiembre de este año, la Justicia le renovó la tutela de la joven a la familia Sena, por otros 90 días, tras cumplir con los controles que el Equipo Interdisciplinario realiza en base a las condiciones en las que vive la menor.

Dejá tu comentario