Mundo |

Una niña fue devorada por cocodrilos que criaban sus padres

La pequeña se escapó de la casa mientras su madre atendía a su hermanito recién nacido.

Rom Roath Neary, una nena de dos años, fue devorada por los cocodrilos que sus padres criaban en una granja de reptiles en Camboya.

La pequeña salió de su casa en la ciudad de Siem Reap a jugar alrededor de la granja de cocodrilos de su familia, pero nunca volvió. El hecho tuvo lugar el 30 de junio. Así lo informaron las autoridades locales, según consignó el diario inglés Independent y repercutió en el periódico local Cambodia Daily.

La fuerza local confirmó que fue asesinada por cocodrilos y que su padre sólo encontró el cráneo de la pequeña en el recinto. Aparentemente, se había quedado sola con su madre, quien había dado a luz hace días a otro hijo.

De acuerdo al relato, la mujer la perdió de vista cuando atendía las necesidades del bebé y la nena salió de su casa. Los padres habían construido una reja alrededor de la fosa de cocodrilos, pero los huecos eran grandes y la niña cayó en un pozo.

Su padre se dio cuenta que estaba allí cuando encontró sus restos en el foso. En Internet, circuló un desgarrador video donde los animales pelean por los restos de la nena. La policía inició una investigación.

Las granjas de cocodrilos son comunes en Camboya, especialmente en la provincia de Siem Reap, donde los crían para su carne y cuero. La noticia causó una gran conmoción en la sociedad. Las autoridades recomendaron que las familias tomen más medidas de seguridad para preservar la integridad de los niños.

Dejá tu comentario