País | Coronavirus | Transporte

Una mesa interministerial asistirá a argentinos en el exterior

Tras el cierre de fronteras total.

El Gobierno nacional dispuso el cierre de fronteras, puertos, aeropuertos, pasos internacionales hasta el 31 de marzo, en el marco de las medidas que se vienen llevando adelante para mitigar los efectos del coronavirus COVID-19 en todo el territorio.

Dicho documento advierte sobre el riesgo que representa el ingreso de argentinos procedentes de países con alta circulación de Covid-19, ya que los mismos tienen una alta posibilidad de portar el virus y convertirse en una fuente disparadora de la curva de contagios.

El documento destaca que el objetivo principal del gobierno es preservar la salud de sus 44 millones de habitantes y, al mismo tiempo, organizar el regreso al país de quienes están en el exterior, sin que ello implique un riesgo a la estrategia sanitaria que se viene llevando adelante, desde el inicio de la pandemia.

TE PUEDE INTERESAR: Coronavirus: Capitanich espera 1.002 casos para fines de junio

A tal fin, el gobierno nacional formalizó una mesa interministerial para analizar caso por caso la asistencia, permanencia y regreso de los ciudadanos argentinos que aún se encuentran en el exterior y desean retornar.

El trabajo conjunto lo desarrollan la Cancillería, el Ministerio de Salud, el Ministerio del Interior, el Ministerio de Transporte y el Ministerio de Seguridad.

La Cancillería y el Ministerio del Interior, a través de la Dirección Nacional de Migraciones, tienen identificados a las personas en situaciones de riesgo de salud, a quienes se dará prioridad en los eventuales vuelos especiales de carácter humanitario. De esta manera, el gobierno planifica de manera gradual y segura la vuelta de todos los argentinos a través de los pasos fronterizos, manteniendo de esta forma la curva de contagios progresiva que se viene registrando en el país.

Dejá tu comentario