Sociedad | Capitanich | DataChaco | Secheep

Una exintendente que responde a "Coqui" no pagó ni la luz

Además de la deuda con Secheep, no pagó a proveedores locales.

DataChaco.com pudo saber que la exintendente de Campo Largo, Mónica Estela Pereyra, quien fue pareja del hermano del actual gobernador del Chaco, dejó su cargo el último 10 de diciembre con varias deudas. De mayo a noviembre de 2019 no pagó la luz del municipio, y a proveedores locales les quedó debiendo más de 12 millones de pesos. Por su parte, el Tribunal de Cuentas "no encontró un natatorio".

Mónica Estela Pereyra cedió su cargo el 10 de diciembre pasado, tras perder las elecciones con Manuel Suárez, actual jefe comunal de Campo Largo.La mujer es excuñada del actual gobernador, Jorge Capitanich, ya que estuvo en pareja con su hermano, Daniel. Además, fue candidata a la reelección en la boleta del jefe del Ejecutivo provincial, y durante el proceso electoral fue referente del espacio liderado por Capitanich en la región, donde el Justicialismo perdió territorio, teniendo en cuenta derrotas como la de Pampa del Infierno. También comandó las estrategias de campaña de Daniel Capitanich en Sáenz Peña, quien cayó por paliza con el radical Bruno Cipollini.

Pereyra dejó el municipio de Campo Largo con una deuda millonaria con proveedores y otra con la empresa Secheep, ya que no pagó las boletas de luz del edificio comunal, de mayo a noviembre de 2019. El primer brete asciende 12.966.454,42 pesos, que debía pagar a los acreedores del municipio, entre los que se registra una importante deuda con distintos corralones. Por otro lado, el compromiso económico con Secheep es de 972.017 pesos, por no abonar tarifas de siete meses. El organismo todavía no cortó el servicio, pero las autoridades actuales buscan un arreglo para poder pagar.

Sumado a esas deudas, en su última visita a la localidad, el Tribunal de Cuentas detectó "la inexistencia de una obra de una pileta de natación y vestuarios".

Como si todo lo detallado con anterioridad fuera poco, la excuñada del gobernador cobraba "presentismo", un adicional que solo pueden percibir los empleados municipales, y antes de irse incorporó 43 personas a la planta permanente del municipio, sin concurso y sin garantizar la ley de cupo y de discapacidad.

Dejá tu comentario