Política |

Un análisis de los 23 puntos propuestos por Capitanich

Por Gaspar Rachz

Antes de comenzar el análisis quiero explicar bajo qué dos premisas lo hago:

Una, es altamente satisfactorio que alguien con la trascendencia y conocimientos políticos como el contador Capitanich haya sacudido con esta propuesta el status quo de la política chaqueña, con una pequeña decepción, ya que cuando lanzó su primera propuesta nuestra Carta Magna cumplía 23 años y está próxima a los 25, pensé que agregaría dos puntos.

Y la otra es que considero a nuestra Constitución como una de las mejores del país, muy superior en lo social a la nacional, la nuestra está más cerca de la del 49. Aún así, después de 23 (ahora 25) años (número con el cual seguramente ha jugado el contador) es necesario actualizarla como todo lo social que siempre es dinámico.

1) La modificación del Preámbulo es meramente declarativa, ya que no agrega ni quita nada al actual, refrendado por el art.37 y la ley 7446.

2) Absolutamente de acuerdo con lo propuesto en este punto.

3) Estoy de acuerdo, pero será necesario que los responsables sean capacitados adecuadamente para que no se generen responsabilidades por descuido y desconocimiento y no por mala fe. Cobra importancia aquí el Tribunal de Cuentas y la Escuela de Gobierno. Es más, sería bueno crear un organismo como el de la Sindicatura General propuesto en art. 213 de la Carta Orgánica de Resistencia ( que dicho sea de paso ningún intendente, incluido el actual, quiso implementarlo)

4) Totalmente de acuerdo.

5) Debe ser consensuado con los Colegios correspondientes, a los cuales también se les debe hacer responsables por sus asociados y no que trabajen como meros sindicatos profesionales.

6) De acuerdo, y con control efectivo para que sólo los medios legales los tengan, se debe incluir aquí también los de Lotería Chaqueña que es la mayor empresa de gobierno, teniendo en cuenta la Ley Nacional de Medios (sin las amputaciones hechas por el actual gobierno) .

7) Acompaño la iniciativa de la no reelección permanente de intendentes y diputados pues eso enriquecería la política chaqueña, ya que quien fue intendente si llega a diputado no sancionaría leyes de difícil cumplimiento y el diputado si es intendente entendería que aún siendo un buen ejecutivo debe respetar las leyes. No comparto el extremismo de que quien fue Gobernador no pueda volver, el ejemplo claro es el mismo Capitanich, a quien el pueblo chaqueño, después de una mediocre gestión del actual gobernador, pide que vuelva y probablemente asuma con una mayoría abrumadora.

8) Mi opinión es la misma que para el punto 7, haciendo una salvedad respecto de las religiones no católicas por lo menos hasta que se sanciones la Ley de Igualdad Religiosa.

9) Me parece acertado que no se tenga una figura meramente decorativa que surge de acuerdos electorales previos aún sin compartir la misma convicción y que, cuando molesta se le hace un operación para sacarlo o en caso menos sutiles lleva al enfrentamiento público entre ambos. Pero creo que es necesario alguien que ocupe ese lugar y no un ministro elegido por el Gobernador sino por un Cónclave de Intendentes después de las elecciones y que tendrá rango de ministro pero con formación y apoyos políticos necesarios para ayudar y en casos corregir al primer mandatario provincial. Podría ser removido con mayoría especial del Cónclave de Intendentes.

10) De acuerdo y debería estar asentado en un lugar más equidistante del Chaco que Resistencia, aunque eso sólo podría lograrse en épocas de economía floreciente y para eso falta…

11) Esto me parece un despropósito absoluto que me lleva a pensar dos razones, una que la elección de Aurelio Díaz haya espantado al ex gobernador, lo cual me decepcionaría mucho de un hombre de la democracia; la otra sería meramente economicista, para ahorrar recursos públicos, respecto a esto me explayaré luego. Si en 1994 el Chaco tenía 840.000 habitantes (según censo 1991) y 30 diputados, hoy que tiene 1.055.000 (según censo 2010) lo matemático serían 38 diputados, quizá lo razonable un promedio o sea 34 NUNCA 25. No podemos hacer una Constitución que busque la polarización bipartidista sino una que dé más representación al pueblo.

Paso al análisis económico de la cuestión; siempre es preocupante cuando se considera que la democracia es cara (es el primer paso al autoritarismo y al neoliberalismo) pero sí creo que se puede mejorar la eficiencia en la Cámara de Diputados, algunas ideas: Restringir la cantidad de bloques solo a los Partidos o Frentes electorales que se presentaron en las elecciones; hoy habría sólo 3 bloques y no 11, con todo los gastos que conllevan. Hay partidos que nunca participaron en una elección y luego tienen una banca y bloque propio, simplemente por acuerdos de sellos.

Los asesores deben ser de la Cámara y ser nombrados por concurso, en casos especiales cada diputado podrá contratar alguno pero en forma puntual para tratar un tema específico.

12) Absolutamente de acuerdo excepto en que quienes se jubilen no sean reemplazados ya que en todo organismo se supone que debe haber una cantidad razonable de empleados que cumplan con su labor, salvo que el contador Capitanich tenga conocimientos de muchos ñoquis, pero eso no puede incluirse en la Constitución porque estimo que con el tiempo la democracia mejorará.

13) De acuerdo con el criterio, no con los tiempos en vez de 5 cada 9 y en vez de 10, 18 años. No comparto la eliminación del Consejo de la Magistratura, la incidencia política se eliminará cuando la República se fortalezca.

14) De acuerdo

15) De acuerdo

16) Absolutamente en desacuerdo, las provincias ya tenemos la experiencia de la descentralización con premios para las afines al gobierno central y castigo a las otras. Por otro lado aún teniendo los recursos financieros sólo el 15% de los municipios puede tener la capacidad administrativa necesaria.

17) De acuerdo y quizá deba analizarse la posibilidad de modificar las microrregiones establecidas por Ley 5.174.

18) Totalmente de acuerdo.

19) De acuerdo.

20) De acuerdo.

21) De acuerdo.

22) De acuerdo.

23) No comparto lo propuesto pues la experiencia dice que cuando hay inversiones mixtas las ganancias son de los privados y las pérdidas del Estado, además de ser usadas para ubicar “directores” como premio o amiguismo. Por otro lado, si aún con las limitaciones del art.65, se han creado múltiples fideicomisos para gambetear la Ley 4.787 de administración financiera, si se incorporara en la Constitución las consecuencias serían impredecibles y difícilmente podría darse lo que Capitanich propone en el punto 18.

Creo que tanto el Intendente-Gobernador como yo deseamos que estas reflexiones sirvan como disparador para un análisis más profundo y compartido por la sociedad chaqueña, sin embargo debo decir que antes de modificar una norma sería bueno que la pusiéramos en práctica y no sucedió así con nuestra Constitución. “Como muestra basta un botón” dice el refrán, en este caso dos artículos, el 42 y 43 que ningún gobierno puso en práctica y que el actual Intendente de Resistencia, durante su mandato como Gobernador, intentó violar claramente con el convenio de adjudicación de tierras al grupo Alkhorayef, según memorándum del 22/02/2011.

Dejá tu comentario