País | coronavirus

Temen prisión domiciliaria para los rugbiers

La familia de Fernando reclama justicia.

Este 18 de marzo se cumplen dos meses que los rugbiers cometieron el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, en la puerta del boliche Le Brique. Por eso Graciela, mamá de la víctima, exigió que se haga justicia, que los imputados no tengan prisión domiciliaria y que la cobertura mediática de la pandemia de coronavirus “no tape” el caso.

“Lo que le hicieron no tiene palabra", lamentó la mujer y agregó: "No puedo superar la muerte de mi hijo, lo mataron de una manera muy cruel. No le dieron la oportunidad defenderse”.

“Nuestra vida ya no tiene sentido. Me siento muy infeliz, cada día que pasa siento que me voy acabando. Pero trato de ser fuerte para seguir adelante”, indicó en un tono similar a lo que venía diciendo desde que se cometió el crimen de Fernando Báez Sosa. En declaraciones televisivas, reconoció: “Tengo miedo de que le den domiciliaria a estos chicos, quisiera que se hagan responsables”.

TE PUEDE INTERESAR: Coronavirus: un nuevo caso confirmado en el Chaco

Mientras tanto, el defensor de los ocho rugbiers que todavía se encuentran detenidos en la cárcel de Melchor Romero solicitó que se los beneficie con la prisión domiciliaria, y esperan que la Justicia decida. La audiencia debía celebrarse este jueves, pero se la canceló como medida preventiva por el avance de la pandemia de coronavirus.

“Solo pido que se haga justicia, después se verá con el tiempo qué será de mi vida. A veces ruego a Dios que me lleve con él. Es muy difícil sobrellevar la vida sin nuestro hijo, la casa está vacía. Lo extraño muchísimo”, confesó.

“Nunca pensé que mi hijo volvería en un cajón. Lo difícil que fue reconocerlo, estaba destruido. No sé de donde saqué el valor para verlo. Lo extraño, muy injusto lo que le hicieron. Pido justicia y no a la domiciliaria“, cerró.

Dejá tu comentario