Política | Cristina Kirchner

Stornelli pidió el juicio a Cristina Kirchner y De Vido

El requerimiento también alcanza a unos cincuenta empresarios, como Ángelo Calcaterra, Carlos Wagner y Aldo Roggio, entre otros.

El fiscal Carlos Stornelli pidió el juicio oral y público para la ex presidenta Cristina Kirchner, el ex ministro Julio De Vido, y unos cincuenta empresarios, entre ellos el primo del presidente Mauricio Macri, Ángelo Calcaterra, Gerardo Ferreyra, Juan Chediack, Carlos Wagner, Aldo Roggio, entre otros, por la cartelización de la obra pública.

Se trata de la parte del caso de los cuadernos que se inició el 22 de agosto de 2018 en el que se investigó el circuito de coimas relacionado con los certificados de obra pública.

Para el fiscal fue “vital” el aporte que hicieron algunos imputados del expediente principal, entre ellos el del arrepentido José López y el de Wagner, ex presidente de la Cámara Argentina de la Construcción.

En su requerimiento de elevación, Stornelli se refirió a la ampliación del procesamiento contra la electa vicepresidenta, como jefa de la asociación ilícita que se dedicó a la recaudación de fondos ilegales, se señaló que el "mecanismo implementado para lograr la deliberada distribución de la obra pública tenía como fin último nutrir de fondos a la asociación ilícita comandada y estructurada por los antes nombrados", es decir por Cristina y los ex funcionarios del ministerio de Planificación Federal.

“En la causa se probó que los pagos efectuados por los empresarios a los integrantes de la asociación ilícita fueron realizados con la intención de obtener una contraprestación a cambio, lo que descartó, desde un primer momento, la posibilidad de que hayan sido efectuados simplemente por el cargo que detentaban”, sostuvo Stornelli.

Y añadió: “Ninguna de las entregas de dinero acreditadas en el presente fue realizada a título gratuito como simple regalías y por la investidura que poseían los funcionarios. Los privados y los representantes de la organización paraestatal realizaron un claro pacto, en el cual los primeros entregaban dinero a los segundos para que éstos, ejerciendo sus capacidades, hicieran algo específico y determinado con relación a los procedimientos administrativos o contratos en los cuales estaban involucrados”.

Ambos bandos negociaron, espontánea y voluntariamente, y acordaron un pacto respecto del cual sabían que les iba a generar beneficios económicos recíprocos”, añadió.

Ahora, será el turno de que opinen las defensas sobre mandar el caso a juicio. Será el juez Claudio Bonadio el que defina si la investigación de la causa está completa en esta etapa y que el tema se ventile en un debate oral

Dejá tu comentario