Política |

Somos diferentes

Por Ayrton Urlich, presidente JR Chaco

En las últimas horas se viralizó la filmación de un acto proselitista del Frente Chaqueño, en el cual Jorge Capitanich utilizó como propio uno de los discursos políticos más reconocidos en la República Argentina: el de Don Raúl Alfonsín, durante el cierre de campaña de 1983, en el cual recitara el Preámbulo de nuestra Constitución Nacional.

Todos los miembros activos de la Juventud Radical del Chaco, no podemos ni queremos dejar pasar por alto este suceso por un sinfín de motivos, pero especialmente porque creemos desde lo más profundo de nuestra convicción que, si bien Alfonsín es de todos, a cierta clase dirigente le queda grande. No puede hablar de unión nacional quien agredió a los trabajadores de prensa, reprimió a docentes y de manera prepotente y soberbia arremetió contra otro candidato a gobernador, en pleno debate de ideas.

No puede hablar de promover el bienestar general quien siendo gobernador de la provincia durante ocho años no se ocupó de la pavimentación de la ruta provincial Juana Azurduy, dejando morir en la desidia a nuestros hermanos en El Impenetrable, simplemente por falta de insumos médicos básicos, de medios de transporte seguro y de decisión y acción política.

Cómo se atreve a decirnos que lucha por afianzar la justicia alguien que se encuentra procesado por corrupción y que ha impulsado a todos los intendentes que están en igual situación, muchos de ellos incluso están o estuvieron presos por quedarse con dinero que era del pueblo.

No toleramos que nos mienta al decir que garantiza la libertad de nuestros hijos el responsable político directo de la inseguridad, del avance del narcotráfico, del fuerte incremento de los femicidios y las miles de horas de clase perdidas en nuestra provincia.

Capitanich: no todo es igual, no todo da lo mismo. Alfonsín le queda grande a quien forma parte de un partido político que en su momento se negó a integrar la CONADEP y hoy nos habla de crear una que tenga como fin perseguir a periodistas que digan la verdad.

Alfonsín les queda muy grande, ustedes sólo bajaron cuadros de una pared mintiéndole al pueblo que eso era justicia. Alfonsín les queda grande a quienes se acordaron tarde de los derechos humanos y que ejercen una defensa selectiva de los mismos.

Alfonsín es demasiado grande para que lo entiendan y lo reivindiquen quienes abrazaron a Milani, manipularon los índices de pobreza del INDEC e hicieron tambalear la calidad institucional de nuestra República. Para nosotros usted es parte de los distraídos del costado del camino y en nombre de la justicia social ha dañado enormemente el bienestar general durante los dos períodos en los que nos ha gobernado e incluso durante los últimos cuatro años, como aliado del actual gobernador Domingo Peppo. Ustedes con su política demagoga y clientelista sumieron al Chaco en el atraso y el abandono.

Pero como jóvenes idealistas que somos, nuestras esperanzas están puestas en un proyecto plural, inclusivo y democrático. Como en el 83, estamos convencidos de que podemos salir de la desidia y transformar esta provincia, y por eso es que marchamos, por eso es que luchamos.

Sabemos que se puede vivir mejor y de la mano de Carim Peche y Roy Nikisch a partir del 10 de diciembre haremos historia poniendo en ejercicio de pleno derecho las palabras del preámbulo. Vamos a forjar un Chaco pujante con oportunidades para todos, un Chaco donde vivir dignamente no sea un privilegio, donde sacar un turno en un hospital no sea un desafío, donde no nos maten por un celular ni nos acostumbremos a ser estafados para acceder a servicios básicos como la luz y el agua.

En el Chaco que vamos a forjar, los jóvenes seremos protagonistas, lo militaremos con esfuerzo y dedicación, desde las listas pero fundamentalmente desde las calles. Vamos a forjar un Chaco sin violencia, sin patoterismo, sin corrupción, sin mentiras. Vamos a forjar un Chaco de y para todos… porque Chaco Somos Todos.

Dejá tu comentario