Actualidad |

Servidores

Servidores viene de servir. No es sinónimo de servidumbre, sino de brindar, dar, ofrecer.

Los llaman servidores públicos a quienes en realidad no tienen vocación de dar, sino están en esos puestos de trabajo, al no asumir que es un acto más, una tarea, fracasan muchas veces, ignoran que es algo más que un trabajo.

Como todo trabajo digno, el de los servidores toma valor por dar a la sociedad desde el corazón, como lo hacen las ONGs, fundaciones y gente anónima que trabaja por el bienestar de todos o cualquiera, sólo por así sentirlo.

Fundación Ciudad Limpia nunca bajó los brazos y fue sumando brazos de colaboración, porque su misión humanitaria es dar a los chaqueños aquello que carecen.

Y viendo la carencia de sombra y fresco, además de querer cultivar el hábito de que la naturaleza es salud y abrigo, ellos repartieron como lo hacen siempre, plantines.

El destino les jugó una mala pasada, como a todos los que quieren el bien y se tropiezan con la misma piedra. Tuvieron un accidente en plena distribución de sus arbolitos. Se enfrentaron en la ruta la vida, la de animales sueltos, y la de ellos mismos.

Pocos valoran o dimensionan lo que es exponer la vida propia por la de los demás, como lo hacen otros.

A los integrantes de Ciudad Limpia, al arquitecto Alabe, deseos de una pronta recuperación, la sociedad los necesita, aunque muchas veces sea ingrata.

Dejá tu comentario