Salud | Sarampión | Venezuela

Sarampión: insisten en la importancia de la vacunación

Se recomienda chaquear contar con el esquema completo de inmunización, principalmente quienes tienen programado viajar al exterior.

Ante el brote de sarampión en países de la región, y la confirmación de nuevos casos en la Argentina, el Ministerio de Salud Pública insta a la población a chequear los esquemas de vacunación y aplicar las dosis faltantes, a fin de reforzar la prevención de la enfermedad y evitar su propagación y complicaciones.

Los adultos deben acreditar dos dosis de vacuna con componente antisarampionoso (doble viral o triple viral); los niños a partir de los 12 meses la 1° dosis, y los niños de 6 años, la 1° dosis y el refuerzo del ingreso escolar.

Desde marzo, Argentina atraviesa el mayor brote de sarampión desde la eliminación de la circulación endémica del virus alcanzada en 2000 y certificada en 2016 por la Organización Panamericana de la Salud. Recientemente, la Secretaría de Gobierno de Salud confirmó seis nuevos casos de sarampión en el Área Metropolitana de Buenos Aires, desde los comunicados en el Boletín Integrado de Vigilancia publicado el pasado 15 de noviembre.

El brote de sarampión que vive el país se produce en un contexto de expansión de la enfermedad a nivel regional. En la Región de las Américas, 14 de los 35 estados partes confirmaron casos en el presente año, y fueron Brasil y Venezuela los países que establecieron la circulación endémica.

Brasil presenta el brote más significativo con 11.871 casos confirmados. Según el reporte oficial del país, la cifra de estados afectados es de 19, incluyendo los del Sur de ese país (San Pablo –reúne el 96% de los casos totales–, Paraná, Santa Catarina y Río Grande do Sul, todos los estados de Nordeste (con excepción de Sergipe) y los de Bahía y Río de Janeiro.

“Esta situación toma especial relevancia para nosotros tomando en cuenta los constantes desplazamientos de muchos argentinos (y chaqueños) con motivos comerciales, turísticos y por la proximidad del receso estival”, señaló la jefa de Epidemiología, Antonieta Cayre.

Sarampión

El sarampión es una enfermedad viral muy contagiosa que puede tener curso grave o fatal y causar secuelas permanentes. Se propaga fácilmente cuando la persona infectada elimina secreciones respiratorias al hablar, toser o estornudar, o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado.

Los síntomas se caracterizan por fiebre alta, secreción nasal, conjuntivitis, tos, erupción en la cara y cuello que se va extendiendo al resto del cuerpo, y la aparición de pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla.

Dada esta situación, Salud insta a la población a verificar su estado de vacunación: los adultos nacidos a partir de 1965 deben acreditar dos dosis de vacuna con componente antisarampionoso, (doble viral o triple viral) a lo largo de toda la vida. En tanto, los más pequeños, a partir de los 12 meses de edad deben acreditar con carnet la 1° dosis y los niños de 6 años, deben acreditar la 1° dosis y el refuerzo del ingreso escolar.

Para quienes tienen previsto viajar a alguno de los sitios mencionados, se recomienda verificar que su esquema de vacunación contra el sarampión este completo según Calendario (vacuna doble o triple viral). De no contar con las dos dosis recomendadas, la vacuna debe ser aplicada como mínimo 15 días antes del viaje; los niños de 6 a 11 meses que viajen a áreas de circulación viral activa, deben recibir una dosis de vacuna triple viral; y en casos de niños menores de 6 meses de vida, se sugiere aplazar y/o reprogramar el viaje puesto que en ellos la vacuna triple viral está contraindicada.

Dejá tu comentario