Mundo |

Sacrificarán a 10 mil camellos porque "beben mucha agua"

Los pueblos originarios del Sur del país denunciaron que los animales están causando "estragos" en su comunidad.

Los incendios en Australia siguen provocando graves consecuencias. Ahora, más de 10 mil camellos cimarrones van a ser sacrificados en el Sur del país luego de que los representantes de los pueblos originarios advirtieran que los animales están consumiendo "mucha agua" y poniendo en riesgo la vida de los habitantes de su comunidad.

Los miembros de los pueblos originarios de la región Anangu Pitjantjatjara Yankunytjatjara (APY) dieron el visto bueno para que un grupo de cazadores profesionales ejecuten a los mamíferos el miércoles 8 de enero porque fallaron los intentos tradicionales para contenerlos, confirmó el medio local 7 News.

Los cazadores dispararán a los animales desde varios helicópteros y todo el procedimiento tardará aproximadamente cinco días, consignó el sitio australiano News.com.au.

Una de las representantes de las tierras de los pueblos originarios, Marita Baker, explicó al diario The Australian que los camellos están entrando a las comunidades y provocando "estragos" al consumir "mucha agua" de los tanques y otras fuentes.

"Hemos estado atascados en apestosas condiciones de calor e incomodidad, sintiéndonos mal, porque los camellos están entrando y derribando las vallas metiéndose en las casas y tratando de tomar agua de los aires acondicionados", dijo Baker a The Australian.

Otra de las preocupaciones de los locales es la emisión de gases de los camellos. El director ejecutivo de la granja especialista en agricultura de carbono, RegenCo, Tim Cook, aclaró, citado por NZ Herald, que 1.000.000 de camellos emiten en un año la cantidad de dióxido de carbono equivalente a 400.000 autos.

Un portavoz del Departamento de Ambiente y Agua de Australia ratificó a News.com.au los problemas que denunciaron los pueblos originarios y dijo que la operación para exterminarlos se hará "de acuerdo con los más altos estándares de bienestar animal".

"Algunos camellos mueren de sed o se pisotean para tener acceso al agua (...) En algunos casos, los animales muertos han contaminado importantes fuentes de agua y sitios culturales", aclaró.

La organización Feral Scan informó en su página web que hay entre 1 y 1.2 millones de camellos cimarrones en el país de Oceanía y la población crecerá el doble dentro de ocho o nueve años.

Dejá tu comentario