Mundo |

Rescatan en un hotel a una nena que había sido secuestrada

Estaba con un hombre de 51 años.

Salem Sabatka y su mamá caminaban tranquilas por el vecindario Ryan Place de Fort Worth, en Texas. La zona suele ser pacífica, pero esa noche un hombre agarró a la niña delante de su madre y la subió a su auto por la fuerza.

La madre, desesperada, saltó hacia el vehículo intentando recuperar a su hija, pero el desconocido puso en marcha el auto y se alejó rápidamente. Había sido secuestrada.

Salem Sabatka era intensamente buscada por la policía, que emitió un aviso de alerta con una foto que les entregó su madre, y con la descripción que ella hizo del sospechoso: un “hombre negro de piel clara de constitución delgada” y al automóvil como “un sedán gris oscuro de cuatro puertas con llantas de aleación”.

Difundieron en los medios de comunicación la foto y la descripción, para que la comunidad pudiera colaborar en la búsqueda. También descubrieron luego que toda la escena había quedado registrada por las cámaras de seguridad de la calle, donde se ve claramente el momento en que la nena es secuestrada.

TE PUEDE INTERESAR: Cuba: un auto antiguo se subió a la vereda y mató a cuatro personas

Las imágenes muestran al secuestrador, que empujó a la madre de Salem para que saliera del auto antes de irse mientras ella llamaba al 911 frenéticamente y gritaba: “Ayúdeme, por favor, alguien llama a la policía, mi hija acaba de ser secuestrada”.

Un par de vecinos se comunicaron para dar datos sobre el automóvil, al que habían visto en el estacionamiento del hotel WoodSprings Suites en Forest Hill. Allí se dirigieron los oficiales de la policía, que determinaron en qué habitación habían ingresado e irrumpieron para encontrarlos a ambos.

La niña estaba en buen estado, pero fue trasladada a un hospital para ser revisada y constatar que no hubiera sufrido ningún daño. El hombre Michael Webb, de 51 años, fue arrestado y acusado de secuestro agravado.

Dejá tu comentario