Sociedad |

Repudiamos la actitud de rechazar la creación de una escuela

Por Emerenciano Sena

Repudiamos totalmente la actitud macrista de "rechazar la creación de una escuela", por parte de los pseudo gremios de la "educación", mal llamados gremios, porque desnaturalizan la esencia del gremialismo como tal, considerando que la creación de una escuela, es un hecho que va dirigido en bien de la comunidad y no al revés.

Desde hace mucho tiempo los gremios docentes se han encargado de injuriar a las escuelas públicas de gestión social y a los proyectos educativos, bajo diferentes artilugios, que generan no solo mala información sino desconcierto en la sociedad. No se pusieron a estudiar las diferentes caracterizaciones que tienen las escuelas públicas de gestión social, cuya principal característica de algunas es haber sido primero un proyecto especial educativo para después con mucho esfuerzo convertirse en definitivamente en escuela. Términos que hacen a su formato, pero que desde el vamos son una sola cosa.

Las críticas infundadas, de totalizarlas, de querer instalar una difamación permanente, sobre el funcionamiento de las escuelas públicas de gestión social, fue un mecanismo de algunos gremios, con personajes históricos, de más de 20 años frente al mismo, que se cerraron a una discusión sobre la misma y de manera directa comenzaron a agredir, por las redes sociales, o haciendo uso de diputados, radicales, que ya sabemos qué intereses defienden.

Hoy en Chile, la población está dando su vida por la educación pública, y aquí los gremios luchan para que las escuelas privadas no sean dañadas. Cuando lo planteamos, criticando esta posición de los gremios docentes chaqueños, se escudan en los trabajadores, diciéndonos que estamos en contra de sus reivindicaciones o método de paro, cuando en realidad, estamos en contra de las escuelas privadas, y de la falta de política real para una educación inclusiva que sea para todos, no solo para una elite social.

Estar en contra de la creación de una escuela pública, es lo más reaccionario que se ha visto hacer a un "gremio", y menos docente, donde se supone que no hay mafiosos, enquistados en el poder sindical. Pero al parecer, gana la reacción, olvidándose de los trabajadores/as, y de la comunidad que hoy va masivamente a las escuelas públicas de gestión social, a pesar de las calumnias e injurias de los sindicalistas de turno.

Saludamos la creación de escuelas públicas de gestión social, en este caso la N° 15, que está ubicada en una zona donde la pobreza y deserción escolar ha crecido en estos últimos años, por políticas de hambre y abandono de los diferentes gobiernos de turno. Saludamos no solo su creación, sino la imposición de nombre, tan emblemático para los jóvenes, y la futuras generaciones, "Mariano Ferreyra".

Una escuela pública que lleve su nombre es una reivindicación histórica que hace a la memoria colectiva, pero sobre todo que no olvida, y nos interpela a seguir luchando señalando con su nombre a los represores a sueldo del momento que mataron impunemente a Mariano Ferreyra, siendo no casual que sean sindicalistas mafiosos, y que hoy un llamado frente sindical esté en contra de la creación de una escuela que lleve su nombre.

Felicitamos a los directivos, y a toda la comunidad educativa que nazca una escuela pública, tan necesaria para los tiempos que vivimos.

Por más escuelas públicas que funcionen para el pueblo.

Dejá tu comentario