Sociedad |

Renunció la madre funcionaria de uno de los rugbiers

Adujo no estar "física ni mentalmente" en condiciones.

La madre de Máximo Thomsen, uno de los detenidos por el crimen de Fernando Báez Sosa, Rosalía Zárate, renunció al cargo en el que se desempeñaba en el área de Obras Públicas de la Municipalidad de Zárate. Adujo que no se encuentra "ni física ni mentalmente" en condiciones de continuar en el cargo.

Su hijo Máximo Pablo Thomsen, de 20 años, está seriamente comprometido en el crimen de Fernando Báez Sosa, ocurrido el fin de semana pasado en la localidad balnearia de Villa Gesell.

TE PUEDE INTERESAR: Bolatti, arrepentido, planteará la derogación del impuestazo

Desde el día del homicidio Thomsen permanece detenido en la comisaría Primera de Pinamar, junto a Lucas y Luciano Pertossi, Ayrton Viollaz y Matías Benicelli. En tanto, Ciro Pertossi, Alejo Milanese, Juan Guarino, Enzo Comeli y Blas Cinalli permanecen en la Cuarta de Villa Gesell.

Thomsen y Enzo Comelli fueron señalados en la primera rueda de reconocimiento, el pasado jueves, y un peritaje identificó el modelo y tipo de zapatilla que quedó marcado en la cara de Fernando. También se conoció la mecánica de los golpes de los principales imputados.

Dejá tu comentario