Mundo |

Quebró una aerolínea y dejó a miles de turistas varados

Alrededor de 600.000 turistas y 22.000 empleados quedaron a la deriva.

Tras 178 años en el rubro aeronáutico, la empresa Thomas Cook se declaró en quiebra este lunes, perjudicando a 600.000 turistas en todo el mundo, quienes, tras el anuncio, quedaron inmediatamente a la deriva.

Para evitar declararse en bancarrota, la empresa debía reunir unos 250 millones de dólares, pero “las discusiones no llegaron a un acuerdo”, y este lunes, Thomas Cook debió informar que la firma colapsó definitivamente.

"A pesar de los enormes esfuerzos, las discusiones no llegaron a un acuerdo entre los accionistas y quienes proponían nuevo aporte de dinero", explicaron en un comunicado oficial.

Y continuaron: “El directorio concluyó que no había otra opción que dar los primeros pasos para iniciar el proceso de liquidación con efecto inmediato”, por lo que terminaron dando el brazo a torcer, perjudicando así a sus miles de clientes en todo el mundo.

Además, la firma aérea tenía 22.000 empleados en todo el mundo, de los cuales 9.000 eran del Reino Unido. Por lo que no solo 600.000 clientes de Thomas Cook se quedaron sin sus vuelos, sino también otros miles de empleados se quedaron sin trabajo.

Para los clientes que necesitan llegar a destino, se inició un proceso de liquidación en el que se tratará de repatriar a cada uno de los turistas sin cobrarle un costo adicional, a través de vuelos chárter.

Dejá tu comentario