Cultura | Charata | Educación | Sáenz Peña | Tarjeta Alimentaria

Piden declarar en estado de emergencia a centros culturales y de teatro

Solicitan un subsidio de 5 mil pesos para los artistas.

Este miércoles, desde la Legislatura piden que el Instituto de Cultura del Chaco proteja a la actividad teatral, propiciando la participación y el compromiso de la comunidad.

Es por ello que un grupo de legisladores integrantes de la Comisión de Educación, Cultura y Biblioteca Legislativa presentaron una iniciativa de ley con el Nº 878/20, la cual solicita declarar en estado de emergencia en todo el territorio provincial a la actividad que realizan las salas de teatro y los centros culturales de gestión privada o autogestionadas, por el plazo de 120 días, contados a partir de la implementación del aislamiento social, preventivo y obligatorio, declarado como consecuencia de la pandemia de Covid-19.

Quedan comprendidos en los beneficios establecidos en la presente ley los espacios cuya capacidad máxima no supere a las 300 personas y en los que habitualmente se lleven a cabo actividades de carácter educativo y/o formativo, relacionadas con cualquier disciplina artística.

También espacios donde se produzcan presentaciones de espectáculos en vivo de artes performáticas (música, actuación, danza, circo), y exposiciones o exhibiciones de artes visuales, diseño y audiovisuales. De esta manera, quedarían incluidos los siguientes centros culturales y salas de teatro:

  • La Sala de Teatro “LA USINA, ESPACIO”, de Presidencia Roque Sáenz peña;
  • El Espacio Cultural Conexiones para la creación, de Resistencia;
  • El Teatro “Sala Azul”, de Las Breñas;
  • La Cooperativa Limitada de Provisión de Servicios Artísticos, Culturales y Educativos “Sala 88”, de Resistencia;
  • El Centro de Cultura Popular (CE.CU.PO.), de Resistencia;
  • La Fábrica Cultural, de Puerto Tirol;
  • Cooperativa de Provisión de Servicios Artísticos, Culturales y Educativos “Grupo Teatral Siglo XXI” de Charata Limitada (Es.Cu.Cha);
  • La Fundación Cultural Galatea, de Resistencia;
  • La Máscara Teatro, de Resistencia;
  • El Centro Cultural “Sala Septiembre”, de Presidencia Roque Sáenz Peña;
  • La Sala de Teatro “La Estigia”, de San Bernardo; y
  • El Centro Cultural “10 de Noviembre”, de La Tigra.

Estos espacios están al borde del cierre definitivo. Con la pandemia fueron los primeros en cerrar sus puertas, obligándolos a suspender el inicio de la temporada teatral y el ciclo lectivo, y dejándolos en la encrucijada si podrán abrir nuevamente en el 2020, ya que serán los últimos en abrir.

Cada una de estas sala o centros culturales tienen como gastos fijos, permanentes y mensuales, en promedio de $ 25.600, destinado a atender gastos de alquiler, impuestos, tasas y servicios, teléfono e internet, seguros de vida y emergencia médica, seguridad, limpieza, provisión de agua, entre los más importantes.

En total suman 88 los trabajadores que tienen como único ingreso el que es generado a través de la actividad artística que desarrollan, viven exclusivamente de ella, y con la que deben cubrir las necesidades básicas de subsistencia del grupo familiar que integran.

Las medidas que se proponen para este grupo de trabajadores son las del otorgamiento es un subsidio mensual de $5.000, por el tiempo de la emergencia y la inclusión en el beneficio de la tarjeta alimentaria.

Para las salas y espacios culturales se pide una bonificación de hasta el 50% del total de las facturas de agua y luz emitidas, y a emitirse durante el plazo de la emergencia, y la suspensión del corte del suministro de estos servicios. También prevé que el Instituto de Cultura del Chaco realice la compra y el pago anticipado de funciones a realizar por parte de las salas y centros culturales, hasta en un 30% de la capacidad de público habilitado por cada uno de estos; y otorgue prioridad de las obras culturales o proyectos de producción artísticas que formulen, para el financiamiento de estos a través del Fondo Provincial Solidario para el Fomento de la Cultura.

NOTICIAS DE HOY

Coronavirus en el Chaco: agencieros de Lotería Chaqueña del interior piden volver a abrir

Sigue la producción de jeans en una textil que fue cerrada por Dani Capitanich

Dejá tu comentario