Sociedad | chaco | Peppo

Peppo: "Hay que poder llegar a más chaqueños con agua de calidad"

ASAS provisionó a la provincia 30 plantas de abatimiento de arsénico que generan un promedio de 300 litros por día.

El gobernador Domingo Peppo, recibió este viernes al coordinador del Programa de Acceso Social al Agua Segura (ASAS), Eduardo Oliva, quien visitó la provincia para concretar la entrega de 30 plantas de abatimiento de arsénico a la Administración Provincial del Agua. Peppo destacó la importancia de contar con las plantas en la provincia y auguró “continuidad para poder llegar a mayor cantidad de chaqueños con agua de calidad y combatir los problemas que padecen algunos sectores”.

TE PUEDE INTERESAR: Peppo: "Esta es una obra de amor y compromiso para los chaqueños"

El Programa ASAS depende del Fondo Integrado para el Desarrollo (FIDE) y es a su vez un “apéndice” del Centro Internacional de Formación para Autoridades y Líderes (CIFAL). Trabaja con gobiernos, empresas y organizaciones de la sociedad civil buscando el acceso de cada vez más ciudadanos a agua segura y de calidad.

En ese sentido, el Jefe del Ejecutivo Chaqueño remarcó la importancia que desde el Gobierno Provincial se da al agua “como necesidad fundamental y como parte de los alimentos dentro de las políticas para combatir el hambre en la Argentina”.

Oliva: “No hay que naturalizar tener un agua de mala calidad”

Por su parte, el referente del Programa de Acceso Social al Agua Segura explicó que las plantas autónomas entregadas en la provincia a través de la Administración Provincial del Agua, “funcionan con un método de oxidación de hierro, no necesitan energía eléctrica y producen 300 litros de agua segura por día”.

Oliva recordó que uno de los objetivos de ASAS es también “dejar instalada en las comunidades la capacidad, para que sus propios habitantes sean protagonistas del cambio”. Señaló además que el programa tiene una continuidad de ya cinco años y que día atrás concretaron una entrega en Salta, similar a la de Chaco y “la idea es ir multiplicando para que cada vez más argentinos accedan a un agua segura”.

“El arsénico es veneno que contamina y produce males en el organismo, poco a poco hay que ir combatiéndolo y no hay que naturalizar tener un agua de mala calidad”, enfatizó Oliva, quien a su vez celebró “la voluntad y comprensión del gobernador Domingo Peppo del trabajo sinérgico que hará posible un beneficio para toda la comunidad”.

Dejá tu comentario