Mundo |

Paraguay flexibiliza más su cuarentena: desde el lunes habilitan comercios y actividad física

"Estamos en una situación entre moderada y alerta, un nivel auspicioso que nos permite avanzar de fase", dijo el ministro de Salud Julio Mazzoleni.

El gobierno de Paraguay avanzó este viernes la entrada en la segunda fase de la desescalada a partir del lunes ante la disminución de los contagios por el COVID-19, con solo dos nuevos positivos en el último registro y once víctimas mortales tras 881 muestras, la mayor hasta la fecha.

El ministro de Salud, Julio Mazzoleni, anunció en una rueda de prensa esa valoración del Ministerio, que será remitida para su aprobación al presidente del país, Mario Abdo Benítez, y que incluye la habilitación de los grandes centros comerciales, pero excluyendo las áreas de esparcimiento.

"Estamos en una situación entre moderada y alerta, un nivel auspicioso que nos permite avanzar de fase", dijo el ministro, tras señalar que "la contagiosidad ha disminuido considerablemente".

Al respecto, el ministro explicó que hay un 15% de ocupación de las camas respiratorias en los hospitales públicos y un 12,9% de las de terapia intensiva.

La fase dos, que finalizará el 15 de junio, días después del correspondiente informe de situación, autoriza la apertura de los complejos comerciales con fines únicamente de compra, sin sus actividades de ocio o gastronómicas.

Mazzoleni informó que en esta fase la edad de riesgo, que tiene mayores restricciones, se elevará de los 60 a los 65 años y que los horarios de actividades físicas se van a extender desde las 5:00 hasta las 10:00 de la mañana.

Se permitirá también la ejecución de obras civiles, el comienzo del trabajo en las oficinas corporativas, pero en un 50%, y sigue restringida la actividad de bares y restaurantes.

Asimismo se permitirán las bodas y bautizos en los templos católicos, aunque con un máximo de diez personas, estando pendiente de una fase posterior la celebración de las mismas.

La nueva fase excluye los deportes colectivos, si bien autoriza los entrenamientos de disciplinas como el fútbol profesional, pero de manera individual. “Aquí debemos incluir a atletas profesionales, seleccionados, que van a tener entrenamientos. Los clubes y parques privados exclusivamente para entrenamiento personal. Están restringidas las áreas comunes”, puntualizó el ministro.

En el sector cultural y artístico podrá haber ensayos y puestas en escena pero sin público.

Estas son las actividades permitidas en Paraguay:

  • Apertura de tiendas comerciales de menos de 800 metros cuadrados.
  • Servicio de comidas para llevar o delivery.
  • Actividad de fábricas y talleres.
  • Abogados o contadores pueden acudir al domicilio del cliente.
  • Peluqueros o masajistas con turnos y registro de datos de cada cliente.
  • Sesiones de fotografía en estudios sin aglomeración de personas.
  • Funcionamiento de oficinas corporativas por grupos y turnos escalonados.
  • Construcción de obras civiles en general.
  • Entrenamientos de atletas profesionales de deportes individuales.
  • Salidas para correr o andar en bicicleta en la Costanera de Asunción y clubes sociales.
  • Realización de exposiciones de arte.
  • Ensayos de grupos musicales, colectivos de teatro y danza.
  • Bautismos y matrimonios con un máximo de 10 personas.
  • Misas a puertas cerradas con transmisión por redes sociales.
  • Mudanzas con autorización de la comisaría más cercana.
  • Circulación en vehículos con un máximo de 4 personas.

Estas son las actividades que siguen prohibidas en Paraguay:

  • Permanencia en restaurantes, bares o patios de comida de shoppings.
  • Visitas a familiares de distintas jurisdicciones.
  • Clases presenciales en academias.
  • Prácticas de fútbol amateur.
  • Entrenamiento en gimnasios.
  • Velorios.
  • Misas a puertas abiertas.

Dejá tu comentario