Economía | Banco Central | Dólar | Inflación

Para frenar al dólar, el Banco Central sube la tasa mínima de los plazos fijos en pesos

Los bancos deberán pagar 33% a los depósitos minoristas.

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) resolvió este jueves subir la tasa de interés mínima para plazos fijos menores a $1 millón y la fijó en 33,06%, con el objetivo de “incentivar el ahorro minorista” en pesos y contener la demanda del dólar, según explicó la entidad a través de un comunicado.

La medida entrará en vigencia el 1° de agosto.

Dicha tasa representa el 87% de la tasa de política monetaria del BCRA, la aplicada a las letras de Liquidez (Leliq) que el Central coloca a los bancos para retirar dinero del mercado. La tasa de Leliq está ubicada en el 38% desde el 10 de marzo, poco antes del inicio de la pandemia de Covid-19 y las restricciones económicas para combatirlo.

Desde el 29 de mayo hasta hoy, la tasa mínima que los bancos debían pagar a los ahorristas era del 30% y surgía del 79% de la tasa de Leliq, porcentaje que el BCRA decidió incrementar.

La medidas se conoce tras una extensa serie de normativas destinadas a contener el alza del tipo de cambio, no solo en el ámbito de la compra de dólares para atesoramiento, limitada a USD 200 por mes y con la aplicación del impuesto PAIS del 30%, sino también para limitar el acceso de divisas para los importadores.

En base a esta decisión, quien realice un plazo fijo por 30 días a partir de agosto recibirá un rendimiento del 2,75%. En el Banco Central confían en que esa tasa cumplirá con uno de sus objetivos principales: que la tasa real para el ahorrista sea positiva, es decir, se ubique por encima de la inflación.

El único instrumento de ahorro minorista que asegura no perder frente a la inflación es el plazo fijo en UVA, al que el BCRA le fijó en febrero una tasa fija del 1% que se suma a la actualización por la inflación. Dado que tienen un plazo mínimo de 90 días, en esa reforma se agregó también la posibilidad de precancelarlos una vez pasados los primeros 30 días. Pese a estas mejoras, los plazos fijos en UVAs vienen en caída. Su stock, que alcanzó los $65.000 millones en mayo, actualmente se ubica por debajo de los $50.000 millones.

Dejá tu comentario