Política |

Pampa del Infierno: la intendenta recibió un municipio quebrado

"No podemos abonar haberes de noviembre", afirmó Glenda Seifert.

La flamante intendenta de Pampa del Infierno, la radical Glenda Seifert, afirmó este viernes que su antecesor, el justicialista Carlos Andión, le dejó un municipio quebrado, y que no tiene recursos económicos suficientes para abonar los sueldos a los trabajadores de la comuna.

“Aún no podemos abonar los sueldos de noviembre”, expresó la jefa comunal, cuyo triunfo en las elecciones del 13 de octubre generaron fuerte impacto político en el Chaco, ya que logró destronar a los Andión, que manejaron el municipio de manera casi ininterrumpida desde 1998.

En ese entonces, Carlos Andión volvió a ocupar el sillón de la intendencia, tras la dimisión del también justicialista Mario Bertoldi, quien se alejó del cargo tras ser electo diputado provincial. Desde entonces, el único período constitucional en que Andión no estuvo en la intendencia fue entre 2007 y 2011, cuando Pampa del Infierno estuvo gobernada por el radical Marcelo Píccoli.

Ahora, Seifert hizo pública la que atraviesa ese municipio, tras los dos último mandatos de Andión, y se vio obligada a pedir un apoyo económico por parte del Estado provincial para afrontar pagos atrasados. “Estamos pidiendo un sostenimiento económico ya que aún no podemos abonar haberes de noviembre”, explicó.

Hace pocos días, el presidente del Concejo Municipal de Pampa del Infierno, Mauro Marcelo Montenegro, anunció que donará el 60% de su sueldo, que será destinado a instituciones educativas y a militantes para realizar acciones sociales en los barrios.

Dejá tu comentario