Actualidad | Coronavirus | Corrientes | DataChaco | Hospital Pediátrico

Nueva "observación" del Hospital Pediátrico a DataChaco

Ahora, por publicar una nota en referencia a una decisión del Comité de Crisis de la Provincia de Corrientes.

Este jueves, la redacción de este medio volvió a recibir una nota con mebrete del Hospital Pediátrico que no lleva firma. Esta vez no es un pedido de "derecho a réplica", solo pretenden "aclarar", y ya no amenazan con "iniciar medidas legales".

Cabe recordar que hace una semana DataChaco publicó denuncias de los trabajadores del nosocomio pediátrico de Resistencia que advertían que no contaban con barbijos, guantes, toallas de papel y otros insumos para desarrollar labores en condiciones óptimas. A raíz de esa publicación, llegó el pedido de "derecho a réplica" por parte de las autoridades, afirmando que la información "falta a la verdad" e iniciarían "medidas legales" contra este medio. Días más tarde, una niña se contagió de coronavirus estando internada.

La nueva nota enviada por el Hospital Pediátrico, la cual tampoco lleva firma alguna, solicita "aclarar" sobre una profesional medica que pertenece al equipo de ese nosocomio. Se debe a que este miércoles DataChaco publicó que "Corrientes pone en cuarentena a médicos que trabajan en Chaco". En esa publicación se resalta que el Comité de Crisis de la vecina provincia puso en cuarentena a la profesional por considerarla "nexo epidemiológico".

A continuación, publicamos "la orden de cuarentena expedida por el gobierno de Corrientes" y la nota del Hospital Pediátrico dirigida a DataChaco.com

ORDEN DE CUARENTENA DE SALUD DE CORRIENTES

corrientes_orden_cuarentena_medica.jpg

NOTA DEL HOSPITAL PEDIÁTRICO

Sres. DATACHACO

SU DESPACHO

Que vengo por este acto a solicitar la publicación de la presente nota, aclaratoria de la nota publicada en la versión digital de DATACHACO.COM en fecha 25 de marzo, 17.55 horas.

En fecha 25 de marzo de 2020 se efectiviza publicación en la se menciona a una profesional medica que pertenece al equipo del Hospital Pediátrico “Avelino Castelán”, puntualmente la Dra. PATRICIA OVEJERO.

En la misma se la referencia a la profesional medica mencionada como “nexo epidemiológico”.

Desde ya y a todo evento se niega en forma categórica que la Dra. OVEJERO sea o constituya “nexo epidemiológico” alguno. No se encuentra bajo sospecha, ni en estudio, ni registra síntomas de CORONAVIRUS COVID-19.

Es por ello, que la misma se encuentra desarrollando sus tareas normales y habituales en el nosocomio pediátrico, como parte del engranaje hospitalario que permite sostener la atención de niños, niñas y adolescentes en esta difícil época.

De ninguna manera puede mal entenderse que el hecho de que preste servicios en un nosocomio pediátrico publico donde existe un caso confirmado de COVID-19, (y más si se tiene en cuenta que la profesional mencionada no ha tenido contacto alguno con la niña identificada como positivo), pueda configurar causal suficiente para ser asumido como nexo epidemiológico y disponer su cuarentena obligatoria. Esta conducta nos llevaría al sin sentido de tener que aislar del primer al último personal de la institución, dejando sin ningún tipo de cobertura al efector de salud.

El hospital respeta y hace respetar todas las conductas recomendadas e impuestas a través de los diferentes protocolos existentes para el abordaje de CORONAVIRUS COVID-19, encontrándose a resguardo tanto la niña que padece el virus, como todos y cada uno de los profesionales que tienen contacto con ella, y aquellos que no teniendo contacto alguno desempeñan tareas diariamente en el Hospital Pediátrico.

Así también, se solicita encarecidamente, a los medios de comunicación se realice el efectivo chequeo, con las autoridades correspondientes, de la información que se recepciona y publica, toda vez que la misma tiene un impacto profundo, primeramente en la población en general y segundo en la vida de la profesional involucrada y su entorno.

Asi también, se requiere se abstengan de revelar la identidad de las personas en publicaciones como la que en esta nota se observa y aclara toda vez que ello es violatorio del principio de intimidad y puede generar claros daños y perjuicios en la vida de la trabajadora hospitalaria y su familia.

Existen normas claras y precisas de ética y responsabilidad que deben ser observadas celosamente por todos, especialmente por los medios de comunicación, en los tiempos difíciles que nos toca vivir a nivel local e internacional.

La colaboración con aquellos que sostienen el sistema de salud, se logra también a través de acciones efectivas que permitan preservarlos de la exposición y mediatización, y más si las mismas son erradas, equivocadas y carentes de verdad.

Sin otro particular, quedando a su entera disposición, saludo atentemente.

Dejá tu comentario