Sociedad |

No soy culpable

Por Mónica Persoglia

Quienes hacen una acción con un interés o intención, no se sienten culpables, tienen sus propias justificaciones para sus actos. Así lo sintió Al Capone, pese ser considerado un delincuente de la época.

Quienes saquearon a los ricos para dar a los pobres, consideraban esto justo:

Un grupo de matones autonomistas que iban de pueblo en pueblo saqueando, robando a los ricos y matando a todo liberal que se cruzara en su camino. Fue capturado por un grupo de hombres del Partido Liberal.

El mismo Isidro Velazquez, no se creía culpable, sino benefactor.

Aquí vemos como se consideran inocentes. Pero afirmaban no ser culpables porque teníendo a su modo un fin noble.

Ningún fin justifica los medios.

Matar para dar a otros, no es el camino. Que no haya pobres va por otro carril. La emergencia de los pobres, se resuelve de otras maneras licitas.

Quien delinque, tiene una mente especial capaz de poder hacer esa ingeniería de ideas diferentes o transgresoras. Es inteligente no es ni tonto ni ingenuo, sabe lo que hace, y porque lo hace,

Nadie se cree malo, todos se creen buenos. Algunos piensan que una acción incorrecta pueden transformarla en correcta por lo que se propusieron.

El fin no justifica los medios.

Para eso esta la ley. La ley decidirá entre lo correcto o incorrecto. Dios juzgará lo malo.

Dejá tu comentario