Sociedad | Carlos Alabe | chaco | Perrando

Nilda Biain, su fallecimiento

Ayer, 14 de octubre, partió hacia la eternidad una mujer muy especial, amiga, esposa y madre ejemplar, pero por lo que la vamos a extrañar y recordad por toda la vida es por su insaciable sed de ayudar a conocidos y desconocidos.

Lamentablemente muchos funcionarios distraídos no supieron valorar sus esfuerzos para mejorar la salud pública, renegaba mucho cada vez que llevaba ayuda a los hospitales Perrando y Avelino Castelan, a pesar de ello, ella seguía y seguía ayudando.

La Fundación Ciudad Limpia pierde a su primer gran colaboradora para la Casa Garrahan Chaco, quien donó camas, cocina y heladeras cuando no teníamos ni siquiera el terreno.

Se fue mi madre adoptiva, la que yo elegí para que me guíe y aconseje, voy a extrañar sus retos y sus caricias en mis manos para hacerme entender que este mundo ingrato esta lleno de inútiles crónicos que todo lo frenan y entorpecen, pero igual hay que seguir adelante.

Hoy su hermosa familia con Cacho y Soraya (puntales de acero), Raúl y Santiago sus otros amores celebraran que Nilda va camino al encuentro con Carlitos, su motor para poner en marcha GAEO, Grupo de Amigos del Enfermo Oncológico.

Eduardo López fue el responsable directo de generar el vinculo más lindo de mi vida al recomendarle a Nilda que me busque para cambiar el mundo. Seguramente hoy ya estará viendo y acomodando las cosas en el paraíso del Señor .

Seguiremos tus luchas Nilda y nos veremos para celebrar los logros.

Dejá tu comentario