País |

Neuquén: confirman un caso de hantavirus y aíslan a 22 personas

Una mujer que vive en un paraje cerca de San Martín de los Andes permanece internada en la capital provincial.

En un paraje de Neuquén se detectó el primer caso de hantavirus del 2020 en la provincia y en la región cordillerana. Se trata de una mujer de 28 años que reside en las cercanías del lago Meliquina, a 36 kilómetros de San Martín de los Andes.

La paciente vive en Villa Meliquina, un paraje de unos 150 habitantes. Se encuentra alojada en terapia intensiva, estable pero con pronóstico reservado en el hospital Castro Rendón de Neuquén capital. Permanece aislada y con respirador artificial, se informó.

Mientras tanto, los 22 vecinos con los que ella tomó contacto, distribuidos en 11 viviendas, deberán cumplir el aislamiento domiciliario durante 45 días. Hasta el momento ninguno de ellos presenta síntomas, indicaron fuentes del Ministerio de Salud de la provincia.

La mujer fue atendida en un centro de salud local el 31 de enero y, debido a su cuadro, fue trasladada en un vuelo sanitario a Neuquén capital. El análisis positivo fue confirmado este 3 de febrero por el Instituto Malbrán.

Los especialistas especulan que el contagio se produjo ante una exposición ambiental a roedores portadores del virus en los alrededores del lago Meliquina o en una estancia de la comarca andina en Chubut, donde la mujer estuvo entre el 23 y el 27 de diciembre de 2019.

Según trascendió, el gobierno de Neuquén analiza algún tipo de asistencia económica para las familias con restricción domiciliaria puesto que por un mes y medio no podrán acudir a sus puestos de trabajo.

Las autoridades también adelantaron que no se suspenderán los festejos por el 122° aniversario de San Martín de los Andes, que se desarrollan durante todo febrero. En los próximos días habrá actos oficiales, actividades deportivas y musicales que convocarán a miles de personas en esa localidad.

El último brote de hantavirus se desarrolló en el verano de 2019 en Epuyén, Chubut, dejando un saldo de 11 muertes y 34 contagios. Cerca de 100 personas debieron permanecer en sus casas hasta que se confirmó la ausencia de síntomas. Epuyén, que vive básicamente del turismo, soportó una crisis económica ante la total caída de visitantes. Este año el área recuperó la normalidad y sus índices de ocupación.

Dejá tu comentario