Sociedad |

Necesitamos más ganaderos que se animen a engordar animales a corral

Por Guillermo Gane

Nuestra provincia cuenta con fortaleza cerealera y stock ganadero suficiente para poder autoabastecer su consumo de carne, sin embargo todas las semanas llegan camiones con carne de provincias vecinas algunas llevan el ganado y el maíz de Chaco para hacer sus terminaciones en corrales de provincias vecinas.

En los últimos años la Argentina abrió muchos mercados como destino de exportación para nuestras carnes y los frigoríficos exportadores han logrado integrar la media res remitiendo los distintos cuartos a mercados diferentes. Ahí es donde cobran importancia los feedlots locales para el consumo interno. Estábamos acostumbrados a que los frigoríficos exportadores mandaba a cuota Hilton el corte pistola y el resto de la media res quedaba para el consumo interno (asado y delantero). Actualmente no sucede lo mismo porque estos cortes se envían destino China, Israel, poniendo a competir al consumidor local con el poder adquisitivo de países desarrollados.

¿Porque preferimos la carne de otras provincias y no la local?

La carne que consumimos casi en su totalidad proviene de feedlots locales y de otras provincias, no tenemos que olvidar que el carnicero o el supermercado debe poder hacer negocio con las medias reses que compran y para que esto pase deben estar bien terminadas, esto que significa, debe tener un correcto desarrollo de los cortes anatómicos, lo que se logra en la recría a campo con pasturas y deben tener un correcto engrasamiento, lo que solo se logra en los corrales. Sin olvidar que el producto que se exhibe en las góndolas debe ser elegido por el consumidor.

¿Cuál es la situación de los productores locales y regionales?

La provincia del Chaco cuenta con la mayor producción de grano de la región NEA, tiene un stock bovino de más de 2,5 millones de cabezas. Con respecto al feedlot cuenta con 19 establecimientos registrados en todo el territorio los que tienen en promedio en 1000 y 10.000 cabezas cada uno estos datos posicionan a la provincia como la más importante en la región, pero si la compramos con el NOA, vemos que Santiago del Estero quintuplica la cantidad de establecimientos registrados, sin nombrar las provincias del sur que superan ampliamente a esta última.

Volviendo al contexto local vemos que existen muchos productores trabajando en el engorde a corral en la provincia, además existen muchos feedlot no registrados que lo hacen con una estructura rustica porque lo hacen de oportunidad, lo hacen con mínima inversión en instalaciones así cuando deja de convenir pueden abandonar el negocio sin perdidas.

Constantemente, acorde a la coyuntura aparecen una cantidad de feedlot que llamamos artesanales y luego desaparecen porque basan su rentabilidad en la relación de precio grano y carne. Para hacer de manera correcta el trabajo de feedlot es necesario tecnificarlo (inversión) y como eso no sucede el negocio nunca llega a profesionalizarse y ser competitivo.

El pasado jueves 10 de octubre se realizó en Charata la primer “Agronea Ganadera” una muestra que ubicada en el polo cerealero de la provincia juntó al sector ganadero provincial en su totalidad donde estuvieron presentes las cuatro asociaciones de cría de las razas más importantes de la región, proveedores de insumos, firmas consignatarias y hasta la industria frigorífica, representando una propuesta innovadora Los asistentes a la muestra pudieron acceder además a capacitaciones muy importantes para mejorar la producción de los establecimientos, pero en este artículo vamos a destacar una en particular por que de manera inédita en nuestra región apuntó a hacer un aporte a la visión de los empresarios del sector y a sugerirles nuevas estrategias de comercialización que pueden hacer del feedlot un negocio sostenible en el tiempo y además hacerlo más rentable.

La capacitación dictada por el médico veterinario nutricionista Guillermo Gane de la firma Engorde Bovino Intensivo destaca la importancia de tres factores fundamentales para perdurar y hacer negocio con un feedlot: la visión empresaria, los aspectos productivos y las estrategias comerciales. No estamos acostumbrados a prestarle tanta atención a los dos últimos aspectos pero sabiendo que en nuestro país las reglas de juego cambian constantemente el veterinario afirma que son fundamentales.

“El feedlot en la argentina debe estar ligado si o si a la comercialización, no podemos hacer tanto trabajo y sentarnos a esperar que nos compren, debemos planificar y conocer nuestro negocio a fondo y entender que somos productores de alimentos, por lo tanto nuestros objetivos deben estar basados en la demanda de los consumidores”.

Dejá tu comentario