Salud | Perrando | Miguel Duré

Muerte de Duré: "Hay que decir la realidad; esto fue negligencia"

Frente al Hospital Perrando.

Tal como estaba previsto, este viernes por la tarde, médicos, enfermeros y personal sanitario de la provincia, se reunieron frente al Hospital Perrando, para expresar su malestar por el fallecimiento del doctor Miguel Duré, jefe de la Terapia Intensiva del lugar.

Visiblemente emocionada, una de sus colegas arrancó el discurso y expresó: “Yo tengo que decir la realidad, esto fue una negligencia. Trabajo con la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva, soy experta de la SATI, trabajo con Nación, y ya se sabía que acá había circulación comunitaria. Yo me encargué de avisar a las autoridades del hospital, de la Unidad Covid y de la terapia, que había que cuidarse, que todos éramos pacientes de riesgo y que había que cuidarse para las prácticas de intubación”.

“El doctor Duré no contó con los elementos de protección máxima. Todos sabemos que estamos en riesgo, en Terapia siempre lo estuvimos, pero esto me duele, porque fueron advertidos y no escucharon”, haciendo alusión a los funcionarios del Gobierno.

Asimismo, pidió que “si el señor gobernador, la ministra, que son los que tienen el poder de decisión, llegan a oír esto, que hagan algo, porque no van a tener quién los atienda a ellos ni a sus familiares”. “Vamos a ir cayendo de a poco, tenemos gente muy capacitada para crear protocolos. Pido que me escuchen. Enviamos notas a ellos, nunca nos convocaron”, remarcó.

Además, apuntó: “Tienen que empezar a preguntar a la gente de trinchera, que pregunten a los médicos de la terapia, en el Covid, a intensivistas, clínicos, mucamos, enfermeros, el personal de trinchera. El que está afuera no sabe ¿qué puede decir? No pueden hablar si no saben lo que pasa adentro”.

“Nos faltan muchas cosas, estamos dispuestos a ayudar. Le pido por favor al gobernador, estuve a punto de llevarle una esquela a su domicilio, que nos convoque, para que no caiga tanta gente. Si uno se contagia, puede pasar, porque estamos en riesgo, pero esto no fue así. Él (por Duré) intubó sin los elementos de protección personal por falta de organización”, concluyó.

Del mismo modo, otra médica destacó: “Nosotros somos los que estamos al frente, poniendo el cuerpo todos los días. No necesitamos las fotos de cajas y bolsas apiladas. Duré no tuvo los elementos necesarios, siendo un terapista de años, de experiencia, formador de colegas. Sabía el protocolo y lo ejecutaba. Él eligió salvar dos vidas, a riesgo de la suya. Que esto sea el principio real para que nos escuchen. Estamos mal, estamos muriendo”.

“El 20 de marzo llegó equipamiento y quedó tres días en el depósito por la burocracia que tenían que hacer para entregarlo, cuando ya contábamos con 9 médicos infectados. Salían con fotos de cajas que nunca vimos, con agresiones por no cumplir, supuestamente, el protocolo”, agregó.

Dejá tu comentario