Salud |

Más de la mitad de los argentinos subió de peso en cuarentena

La mitad se reconoce comiendo por ansiedad.

El aislamiento obligatorio hizo que muchas personas vean modificadas sus rutinas habituales, provocando ciertas dificultades para llevar un estilo de vida saludable, ya que por ejemplo los gimnasios se encuentran cerrados, y está prohibida la actividad física al aire libre, lo que podría fomentar un ritmo de vida más sedentario.

Según una encuesta realizada por la Sociedad Argentina de Nutrición (SAN), 6 de cada 10 argentinos (56,9%), admitieron haber subido de peso en el último mes. El estudio se hizo entre casi 5.500 adultos de 18 a 70 años de todo el país.

La mayoría aumentó de uno a tres kilos (el 78,5%), mientras que el 18% de los encuestados dijo que aumentó de tres a cinco kilos y un 3,5% aseguró que lleva más de cinco kilos subidos durante el último mes de la cuarentena.

La encuesta además reveló que la mitad de los argentinos se reconoce comiendo por ansiedad. El 44,7% admitió que picotea entre las comidas.

“Tengamos en cuenta que, dado que la gente está en una situación de sedentarismo obligado, este aumento de peso se refleja en ganancia de tejido graso que se distribuye en lugares en los que no debería estar y, además, contribuye a un proceso de inflamación inicialmente leve, el cual forma parte de la obesidad como enfermedad”, explicó Liliana Papalia, coordinadora del Grupo de Obesidad de la Sociedad Argentina de Nutrición y Especialista en Nutrición y Obesidad de la Universidad Favaloro, en diálogo con Clarín.

Dejá tu comentario