Sociedad |

Los bosques nativos son los más afectados por incendios: requieren acciones de prevención

Una especialista en el tema explicó cuáles serian las medidas preventivas y de corrección para resguardar el medio ambiente.

La mayoría de los incendios que se están produciendo en el país afectan a áreas de bosques nativos y, según una especialista de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE), eso podría relacionarse a que no se aplican medidas preventivas en esas áreas, como si ocurre en las áreas productivas.

“Conservar no significa abandonar o no ejecutar acciones basadas en buenas prácticas, que permitan mantener y sostener la vitalidad de nuestros ecosistemas autóctonos” , indicó la ingeniera agrónoma Claudia Luna y señaló que los incendios forestales tienen impactos complejos sobre los procesos ecológicos.

La sequía que atraviesa gran parte de la Argentina y la región nordeste en particular generó diversos problemas socioambientales, que hacen disminuir la humedad dentro de los bosques y aumentan las superficies de vegetación seca como pastizales.

Así, el actual escenario de sequía, sumado a registros de altas temperaturas y vientos, está impactando en la propagación de incendios forestales. Pero de los registros de focos ígneos registrados se observa que la mayor proporción de áreas quemadas corresponde a bosques nativos.

Al respecto, el Departamento de Comunicación del Rectorado de la UNNE consultó a la Claudia Luna, que es especialista en temas de bosques nativos, para conocer cómo inciden los incendios en estos ecosistemas.

Sobre la actual situación de incendios forestales, consideró que debería servir para concientizar que las áreas de bosques también pueden ser intervenidas para evitar incendios forestales o minimizar los impactos por los incendios.

“En relación con nuestros bosques nativos, definitivamente conservar no significa abandonar o no ejecutar acciones basadas en buenas prácticas, que permitan mantener y sostener la vitalidad de nuestros ecosistemas autóctonos. Es necesario educar a la población, capacitar a los ejecutores de estas prácticas y respetar las leyes vigentes que justamente apuntan a la protección de nuestros ecosistemas”, manifestó.

Luna sostuvo que "debe entenderse que la mayoría de los incendios en la Argentina son causados por el hombre, pero también el fuego es parte de la naturaleza como proceso biológico".

“El mayor impacto de este tipo de incendios intencionales o no, en los bosques nativos es sobre la biodiversidad”, resaltó.

Respecto al impacto de los incendios cuando los mismos se producen en bosques nativos, la especialista de la UNNE indicó que su mayor impacto es sobre la biodiversidad, ya que todas las especies los componen disminuyen significativamente luego de un incendio y, con el tiempo, puede retornar a valores iniciales si los procesos naturales de recuperación no son afectados por otras causas, o si bien, son asistidos para asegurar su éxito.

“Sin embargo, en algunos casos las pérdidas pueden ser irrecuperables”, resaltó.

Bomberos incendios San Martín

En relación con los impactos de los incendios sobre los bosques; estos pueden ser reversibles o irreversibles, Luna detalló que los incendios forestales tienen impactos complejos sobre los procesos ecológicos, debido a la variabilidad de las estructuras del paisaje como a las diferentes respuestas de la vegetación.

Por tanto, los impactos de los incendios van a depender de la intensidad, recurrencia y duración del incendio forestal.

Estos efectos pueden ser directos como pérdida de fauna, flora y degradación del suelo; mientras que los indirectos, por su parte, van desde la erosión del suelo y contaminación del agua hasta los deslizamientos de tierra y consecuente inestabilidad de represas; dependiendo de la topografía del lugar, intensidad del proceso de erosión, tasa de regeneración de la cubierta vegetal luego del incendio, recurrencia, intensidad y duración del fuego.

Remarcó que los principales impactos de los incendios forestales se dan a nivel de las propiedades (físicos-químicas-biológicas) y productividad del suelo; y se traducen en generación de erosión, pérdida de nutrientes, disminución de la materia orgánica, alteración de la vegetación.

MEDIDAS PREVENTIVAS Y DE CORRECCIÓN

La ingeniera Luna se refirió además a las medidas silviculturales y legales tendientes a la prevención y/o corrección de daños causados por agentes dañinos tanto de origen biótico como abiótico.

Indicó que desde el campo de la ecología surgió un conjunto de conceptos y definiciones relacionados con el restablecimiento de la cobertura boscosa, sobre todo nativa.

Incendio quema de pastizales

Las definiciones incluyeron una familia de términos "Re": restauración, recuperación, rehabilitación, etc., cuyo objetivo es gestionar los ecosistemas para la conservación y preservación en lugar de la extracción o sea fieles a la composición, estructura y función de las especies de los ecosistemas históricos. La restauración de bosques enfatiza la composición de las especies nativas (integridad ecológica), mientras que la rehabilitación de los bosques enfatiza los aspectos funcionales de la recuperación y puede incluir especies no nativas.

Una característica fundamental de los bosques es la resiliencia, o capacidad del bosque de recuperarse tras fenómenos de perturbaciones importantes, como los incendios. Relacionado con el concepto de resiliencia está el de resistencia que es la capacidad del bosque de resistir a las alteraciones de menor envergadura a lo largo del tiempo, tales como la herbivoría de animales domésticos, el ataque de insectos, la poda de leño, etc.

Algunas actividades para la conservación y recuperación en el bosque nativo, luego de un incendio son: picadas cortafuegos, mantenimiento del estrato arbustivo para evitar suelo expuesto y vulnerable a la erosión, raleo de rebotes de especies invasoras; enriquecimiento, establecimiento y conservación de los bancos de plántulas que regeneran el bosque de manera independiente o asistida, relaciones de facilitación para la recuperación de las especies arbóreas, recuperación del estrato herbáceo y escape de la herbivoría.

Dejá tu comentario