Política |

¿Lo sabrán? ¿Lo aceptan?

Por Mónica Persoglia

Partiendo de la premisa que todos los ciudadanos tienen participación en la democracia. En ella los hay de todas las creencias.

Desde el ciudadano común, agnóstico, creyente, no creyente, católico, protestante, cristiano. Todos votan, eligen la tendencia de acuerdo a su convencimiento.

Esta vez, hubo una alta convocatoria a los evangélicos, ellos en la vida ciudadana o política, las iglesias no son indicadores de tendencias partidarias. Hasta sus pastores tienen el libre albedrío de votar a quien quieran.

¿Qué habrán pensado los otros creyentes, católicos, agnósticos, o cualquiera que no haya sido convocado a estas reuniones? ¿Será que dan por seguro su voto? Porque de esto se trata, sumar votos.

La comunidad evangélica cree y le cree a Dios, y considera que si Jesús no edifica la casa en vano trabajan los que la edifican.

¿Sabrán que para sacar a la Argentina de la crisis, deberán trabajar junto a Dios?

Aunque sin saberlo expresan: si no nos salva Dios, no nos salva nadie.

Dejá tu comentario