País | Argentina

Llegó al país la Virgen de Luján que estuvo en la guerra de Malvinas

Tras 37 años en manos inglesas.

Este lunes por la mañana, la imagen de la Virgen de Luján que acompañó a los soldados argentinos en el conflicto bélico por las Islas Malvinas, regresó al país, tras permanecer durante años en una Catedral inglesa.

El 9 de abril de 1982, la imagen de la Virgen de Luján, de 38 centímetros, partió desde Argentina rumbo a las Islas Malvinas y regresó recién este lunes a las 6 de la mañana, en un vuelo directo del Aeropuerto Internacional Leonardo Da Vinci- Fiumicino, de Roma hacia el aeropuerto de Ezeiza, donde fue recibida con honores por efectivos de las fuerzas armadas y veteranos de guerra.

El obispo castrense, monseñor Santiago Olivera fue quien traía a la Virgen en el arribo a Argentina, junto a una bandera de nuestro país que tenía inscrito “Islas Malvinas, patria y soberanía”.

Luego de que la guerra terminara el 14 de junio de 1982, la Virgen de Luján fue a parar a la Catedral de San Miguel y San Jorge de Aldershot, en Hampshire, sede el obispado británico, ya que en la parroquia Saint Mary de las Islas Malvinas había dos imágenes de la Virgen, porque una había sido donada por turistas argentinos.

Por esta razón trasladaron a la Virgen a Gran Bretaña, donde fue colocada en la Catedral de Hampshire, con una placa que explicaba en inglés: “Los argentinos invadieron las Islas Malvinas en 1982 y llevaron con ellos esta estatua de Nuestra Señora de Luján. Después de su rendición dejaron la imagen con el prefecto apostólico de las islas, monseñor Dan Spraggon. Él se la presentó al padre Alfred Hayes, quien estaba con las fuerzas británicas a lo largo de la campaña”.

Dejá tu comentario