Política | dictadura | Educación | ONU

La UCR chaqueña trabaja con miras a un Chaco sostenible

Celebramos un nuevo aniversario reforzando nuestros valores y convicciones, recordando nuestras raíces, aprendiendo de la herencia adquirida por una generación de dirigentes que supieron gobernar esta provincia en tiempos muy duros y siempre apoyados en todas las generaciones, que integran y aportan con su esfuerzo a nuestro centenario partido.

En la última década, hemos sido testigos como se fueron socavando poco a poco las instituciones que componen el sistema democrático y ante un mundo que viene sufriendo cambios sin precedentes, nuestra provincia sólo ve como sus problemas permanecen y se agravan.

Hoy nos enfrentamos a la evidencia de lo que es tener un sistema de salud y de educación quebrados, una justicia callada y los organismos de control que no hacen más que mirar para otro lado, lo que nos lleva asegurar que no es solo el presente lo que está en juego sino también nuestro futuro.

Seguramente, nos tocará reconstruir estas cuestiones, pero debemos saber que toda reconstrucción siempre supone que quienes toman las decisiones cesen de ajustarse o adaptarse, porque cada error cometido es también expectativa, confianza y fondos públicos que se pierden; para evitarlo debemos formar y capacitar a los futuros dirigentes que conforman nuestro partido en temáticas actuales y complejas.

Entendemos que es imprescindible reducir la brecha digital para que miles de chaqueños que aún no tienen conexión a internet y no pueden acceder a la educación en línea, al empleo o a los consejos de salud y saneamiento claves, puedan hacerlo. Esas asimetrías en educación, comercio e incluso en el funcionamiento de las reparticiones del propio Estado, nos han llevado a no tener capacidad ni velocidad de respuesta en el marco de esta pandemia.

Como partido político estamos obligados a trabajar y a diseñar acciones de gobierno que logren quebrar esta tendencia que venimos arrastrando hace más de una década con una visión global, que integre la acción local de cada uno los pueblos del interior, de sus intendentes, apoyarlos con soluciones comunitarias y de hábitat, colaborar en mitigar el impacto económico e iniciar una recuperación a partir de un proyecto sustentado en datos empíricos que nos permita tomar decisiones fundadas.

En este contexto difícil y complejo deberemos insertar nuestras acciones y para ello sumaremos todas nuestras diferencias y nos nutriremos de las nuevas generaciones de jóvenes, quienes quizás son los más preparados para llevar adelante un estado que utilice tecnologías que permitan mayor transparencia y democratización, inteligencia artificial en los organismos de control, internet de las cosas, innovación y tecnologías limpias para cuidar nuestros recursos naturales; con un concepto solidario con aplicación de economías colaborativas, industrias creativas o empresas de triple impacto, todo con una visión clara de género y respeto mutuo como catalizadores del cambio social que marcará su tiempo y nos permita dar el paso necesario para tener futuro en nuestra provincia.

Tenemos claro que el destino de esta provincia no dependerá de grandes anuncios o propuestas faraónicas que sólo sirven para entretener a la sociedad, no caeremos en la tentación de tomar los deseos como realidades, conocemos muy bien nuestra provincia y su realidad y sabemos que su destino dependerá de nuestra aptitud para unir visión a largo plazo, con decisiones presentes, y en este sentido fue el paquete de leyes que llevamos a la apertura de sesiones de este año, proponiendo, entre otras cosas, que los organismos de control se encuentren en manos de la oposición para que recuperen la credibilidad y legitimidad que perdieron; la modificación de la ley de contrataciones públicas una norma de la dictadura, fuera de toda vigencia, que siguen sosteniendo sin sentido alguno y que no permite aplicar las nuevas tecnologías en la contratación pública o el control ciudadano. También hemos presentado la ley de regulación de pauta publicitaria, porque entendemos que la información pública se encuentra amordazada y queremos dar la mayor libertad a la prensa, para que cumpla con su rol esencial, que es tener una actitud crítica de la realidad.

Queremos que la ciudadanía sepa que estamos trabajando en el marco de los objetivos del Desarrollo Sostenible de la ONU, con un objetivo claro que es contar con un Chaco sostenible y estamos dispuestos a ser actores centrales de este camino; pero para ello debemos salirnos del conformismo. Seremos parte de una movilización y construcción colectiva que llevará a los chaqueños un proyecto explícito, definido, con los mismos valores pero adaptado a las nuevas realidades, para que podamos recuperar la senda del futuro.

Dejá tu comentario