País | bullying | Crimen Villa Gesell

La familia de Ventura demandará a los rugbiers

Pablo Ventura estuvo detenido cuatro días.

Pablo Ventura vivió una pesadilla luego de que varios de los detenidos por el asesinato de Fernando Báez Sosa dieran su nombre a la policía, como uno de los partícipes del crimen. El joven de 21 años estuvo cuatro días detenido, recuperó su libertad y este martes fue sobreseído.

"Tengo muchísima bronca. Mi hijo quedó escrachado para toda la vida y nosotros también", dijo José María, el padre del joven, por C5N.

El papá de Pablo anticipó que demandará a los rugbiers detenidos. "Seguramente tomaremos acciones legales sobre gente que habló demás y seguramente contra los rugbiers. Esto no va a quedar así nomás", remarcó.

Hasta el momento, se desconoce el motivo por el cual los rugbiers detenidos en Villa Gesell nombraron a Ventura, cuando se les consultó sobre el dueño de unas zapatillas con marcas de sangre halladas en el chalet alquilado en la ciudad costera. Los cierto es que el joven sufría algún de bullying por parte de los acusados.

TE PUEDE INTERESAR: Detuvieron a una banda de narcotraficantes con 50 kilos de droga

"Nadie me supo explicar por qué había sido detenido. Me dijeron que los chicos detenidos me habían nombrado", contó Pablo.

"Yo ni siquiera estaba en Gesell, no me creían", agregó el joven, que además señaló que no tenía una relación con los detenidos. "Eran conocidos de vista. Yo no tenía ningún tipo de relación cercana con ellos".

Además aseguró que: "Me señalaban solo por maldad. Tuve que demostrar a la justicia que no hice nada", manifestó.

Dejá tu comentario