Sociedad | Crimen Villa Gesell

La familia de Fernando rechazará la liberación de Guarino y Milanesi

El letrado Fabián Améndola rechazó la liberación y pidió una audiencia con el Juez para explicar los motivos.

Tras la liberación de Juan Pedro Guarino y Alejo Milanesi, los dos jóvenes que integraban el grupo de rugbiers que mataron a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell, Fabian Améndola, abogado de la familia damnificada, se manifestó en contra de la decisión de la fiscalía e insistió en que a pesar de que no todos golpearon a la víctima, sí fueron parte del crimen.

"La liberación de estos muchachos era una de las posibilidades -explicó el abogado a TN-. Pero no es la posición que tenemos nosotros y ya requerimos una audiencia al juez para exponer la disidencia con la fiscalía en el análisis de la prueba. El juez ya la fijó para el día 13 en Villa Gesell".

A pesar de la oposición a la medida, el abogado de la familia Baéz Sosa mostró su conformidad con el trabajo de la fiscalía "por la celeridad que le imprimió a la investigación en la recopilación de pruebas".

Atento a la justificación de la fiscalia, el letrado reconoció que en las ruedas de reconocimiento ningún testigo ubicó a los dos jóvenes liberados como parte de la patota. "No hay testigos que vinculen a Guarino y Milanesi con una actividad específica pero las cámaras del lugar los muestran con el grupo. Eso los hace pertenecer a ese grupo que de forma conjunta se dividieron las tareas. No todos pegaron pero sí todos participaron", concluyó Améndola.

Para el abogado hay pruebas que podrían agravar el hecho por alevosía y por placer. "Los mensajes de Whatsapp que dicen: 'si no hay peleas no hay salida' muestran que salían para hacerse de una víctima. Además, el festejo que hicieron inmediatamente después y algunas expresiones como cuando le está pegando Thompsen a Fernando, uno le grita: 'matalo, matalo que ya lo tenés', y él responde: 'me lo voy a llevar de trofeo'. Todo eso sumado a lo de ' caducó ' muestra que cosificaron a Fernando. Destruyeron una vida humana como si hubiesen roto una puerta", explicó el letrado.

Consultado sobre la posibilidad de que los jóvenes liberados se fuguen, el abogado dijo que "cualquier persona que tenga sobre su cabeza una espada de Damocles de esta característica -la posibilidad de recibir una cadena perpetua-, lo pensaría bien".

Dejá tu comentario