País |

"Jamás quise matar", dijo la mujer que le cortó el pene a su amante

Brenda Barattini dijo sus últimas palabras antes de conocer el veredicto. La fiscal pidió 13 años de cárcel por tentativa de homicidio

Brenda Barattini, la joven de 28 años que mutiló los genitales de su amante con una tijera de podar y que es juzgada por la Justicia de Córdoba, se mostró arrepentida antes de la lectura del veredicto que ocurrirá esta tarde.

Antes de conocer el fallo del Tribunal de la Cámara de Segunda Nominación del Crimen de Córdoba, Barattini hizo uso de su derecho y expresó ante el jurado integrado por cuatro hombres y cuatro mujeres: “Ya no aguanto más, siempre dije que estaba muy arrepentida. Pido que haya justicia porque jamás quise matar a alguien ni fue mi intención”.

La joven está imputada por “tentativa de homicidio calificado por el vínculo y alevosía”.

La fiscalía a cargo de Laura Battistelli argumentó que ella “tuvo intención homicida” y solicitó una dura pena para la acusada: pidió 13 años de prisión, pero la decisión de los magistrados está sujeta a si el jurado popular, en primer lugar, la condena.

En su alegato, la fiscal mostró la tijera de podar con la que Barattini lesionó los genitales de su entonces amante y descartó que la joven fuera la víctima en esa relación, tal como dijo al dar su testimonio semanas atrás en las primeras audiencias del juicio.

El hecho ocurrió en noviembre de 2017, cuando Barattini mantenía una relación sexual con la víctima en su departamento de Chacabuco 580 de la ciudad de Córdoba. La joven atacó al hombre luego de cubrirle los ojos y mientras le practicaba sexo oral.

En un principio, Barattini denunció que había sido violada, pero su estrategia se derrumbó rápidamente con el correr de la investigación. Llegó a juicio acusada de “lesiones gravísimas calificadas por el vínculo y alevosía”, pero después de escuchar los primeros testimonios –entre ellos el del por entonces novio de la joven– la fiscal Battistelli pidió el cambio de imputación, lo cual el tribunal aceptó.

La víctima, de 42 años, fue rescatada tras el ataque por vecinos que oyeron gritos y dieron aviso a la policía. Según contó, luego de una operación que le reconstituyó su aparato genitourinario, pudo recuperarse favorablemente, aunque aduce haber quedado con traumas psicológicos.

Dejá tu comentario