Sociedad | Chaco | Colonia Benítez | Conicet | UNNE

Investigan cómo potenciar los cultivos ganaderos

Investigadores de la UNNE buscan mejorar los suelos de la región.

Una investigación de la UNNE identificó el potencial de dos especies de gramíneas perennes nativas de Sudamérica para ser cultivadas en suelos de la región NEA y mejorar la disponibilidad de forraje de los sistemas ganaderos de esta región.

La mayoría de las especies forrajeras sembradas en América del Sur se han introducido desde África, sin embargo, hay varias especies forrajeras nativas de Sudamérica, que han sido ampliamente sembradas en sistemas mejorados de producción ganadera del subtrópico.

En ese sentido, un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional del Nordeste (UNNE) y del Instituto de Botánica del Nordeste (UNNE-CONICET), consideró viable el estudio de gramíneas nativas de Sudamérica para evaluar su potencial como forrajeras y la posibilidad de ser introducidas para su cultivo en el nordeste argentino.

Así, se inició una investigación con los objetivos de evaluar el crecimiento estacional, la tolerancia a heladas, la preferencia del ganado, la calidad nutricional, la producción de semillas, germinación a campo y demás características de ejemplares de dos especies nativas.

Se trata de “Paspalum atratum Swallen” y “Paspalum lenticulare Kunth”, dos gramíneas perennes nativas de América del Sur. En el proyecto de investigación se evaluaron 11 ecotipos colectados en diferentes lugares de Sudamérica.

Se estudiaron especies nativas porque han evolucionado en este ambiente, por lo cual tendrían menos limitaciones de adaptación a las condiciones climáticas de la región, incluso respecto a algunas especies exóticas que son cultivadas en el país y en la región NEA.

Además, uno de los ecotipos estudiados mostró mayor preferencia de pastoreo por parte del ganado vacuno, a pesar de que todos los ejemplares analizados tenían propiedades nutricionales similares, por lo cual actualmente se inició un nuevo proyecto de investigación en articulación con investigadores del INTA-Colonia Benítez (Chaco) para determinar las razones de la preferencia por dicho ecotipo.

A partir de los resultados observados, los investigadores agregan que la alta producción de forraje y semillas de P. atratum y P. lenticulare, así como su capacidad para sobrevivir la temporada de invierno en el subtrópico, sugiere que “estas especies, no domesticadas, pueden producir bien en el nordeste de nuestro país”.

Además, debido a su buena producción de semilla, estas especies podrían ser potenciales candidatas para ser sembradas en las regiones subtropicales húmedas de América del Sur, así como lugares similares alrededor del mundo.

Dejá tu comentario