Mundo |

Halló en Google Maps a un hombre desaparecido hace 22 años

La imagen satelital estaba disponible desde 2007, pero nadie se había dado cuenta de que había un vehículo sumergido en el estanque.

Un exresidente del vecindario Grand Island, en Florida, descubrió a través de Google Maps los restos de un hombre desaparecido hace 22 años. El cuerpo de William Moldt estaba dentro de su auto en medio de un estanque. La última vez que se supo de él, fue en 1997, tenía 40 años y volvía de un club nocturno desde el que había llamado a su novia.

La vocera de la policía del condado de Palm Beach, Teri Barbera, dijo que el usuario estaba viendo el vecindario cuando agrandó la imagen del lago y vio algo que parecía un auto.

Después de confirmar que no se trataba de un reflejo, el hombre se comunicó con el dueño actual de su antigua casa. Este último usó su drone para sobrevolar la zona, ratificó el hallazgo y avisó a las autoridades.

Cuando llegaron los policías constataron que había un vehículo en el estanque y que estaba muy calcificado por haber pasado un largo tiempo en el agua. Al sacarlo, se encontraron con restos óseos en el interior.

halla_hombre_desaparecido_22años_atras
Buscaba su antiguo barrio en Google Maps y encontró los restos de un hombre desaparecido hace 22 años.
Buscaba su antiguo barrio en Google Maps y encontró los restos de un hombre desaparecido hace 22 años.

El Sistema Nacional de Personas Desaparecidas y No Identificadas explicó cuáles fueron los últimos datos que tuvieron sobre Moldt. Según el organismo, el hombre fue a un club nocturno en noviembre del 1997, pero no parecía borracho cuando salió por su cuenta antes de la medianoche. Había llamado a su novia desde el lugar diciéndole que regresaría pronto a su casa en Lantana.

Después de esa comunicación no se supo nada más, hasta el reciente descubrimiento a través de Google Maps. Según le expresó la policía a la BBC, todo parece indicar que Moldt perdió el control de su vehículo y cayó al lago. Tenía 40 años.

Barry Fay, quien encontró el vehículo, dijo al The Palm Beach Post que nunca había visto nada inusual en la orilla. “Nunca creí que hubiera un cadáver desde hace 22 años”, agregó.

Dejá tu comentario