Sociedad | Estado | Martínez | Resistencia

Gustavo Martínez apunta a tener una ciudad moderna

El presidente del Concejo Municipal validó sus intenciones de ser intendente de Resistencia.

Lo dijo durante su participación en la inauguración del UNO Boulevard, construido por Marq, Proyectos y Desarrollos Urbanos, ubicado en avenida Sarmiento 645. El Presidente del Concejo Municipal de Resistencia resaltó el trabajo de estos profesionales.

Además validó sus intenciones de ser intendente y desarrollar en Resistencia un proyecto de ciudad moderna, apoyando desde el municipio la inversión privada, para posibilitar el desarrollo. Y se comprometió a concretar “una deuda pendiente que tiene la comuna”, y agilizar la gestión en trámites de autorización y aprobación de obras, para que las inversiones se queden y Resistencia se modernice.

Martínez recordó que se viene trabajando y apoyando a las instituciones, como metodología para construir una gestión que incluya al ciudadano en las definiciones que se toman para la ciudad.

En lo que hace al sector privado, se comprometió a impulsar estas acciones y trabajar en un plan que permita agilidad en los trámites de autorización y aprobación de proyectos de obras, para lograr de esta manera que el capital se invierta en la ciudad y así en desarrollo. Impulsando la eficiencia y la tecnología, como herramientas aplicadas a la gestión administrativa.

Felicitó a la arquitecta Alejandra Maro, a la que tildó de una gran desarrolladora urbana, con gran experiencia y desarrollo en emprendimientos de características inmobiliarias del sector privado. Y resaltó que aportan a la ciudad progresos muy importantes que es necesario potenciar y apoyar. “Debemos propiciar y gestionar un marco jurídico que permita facilitar la inversión privada”, aseguró y contó que esta obra significa más de $ 70 millones.

A lo que sumó, en materia de desarrollo inmobiliario, “la necesidad de densificar la ciudad en, controlando ambientalmente y en seguridad las propuestas, y así evitar que la misma se siga extendiendo hacia los extremos, sin ningún tipo de planificación”. Se mostró convencido de que “Resistencia necesita tomar escala de ciudad”.

Destacó el “alto nivel profesional que tiene la ciudad en materia de desarrolladores urbanos”, se comprometió a seguir apoyando estas iniciativas e insistió en el gran trabajo realizado por Marq en esta oportunidad: “Todo fue muy bien hecho, tanto el financiamiento de la obra, como la gestión del proyecto, el diseño, es realmente muy bueno”.

Y se mostró convencido en que se debe trabajar en cuestiones pendientes que tiene el Municipio como generar un marco jurídico más flexible, siempre cuidando el marco ambiental y de seguridad necesario, brindando una mayor agilidad en las respuestas de la Comuna, para que las inversiones privadas se queden en la ciudad, y se permita un cambio en el perfil de la misma.

“Para que se pueda densificar en altura, que se promueva la actividad económica, y que se genere empleo”, indicó y detalló que en este proyecto en particular hubo más de 40 obreros, profesionales y una gran cantidad de empresas privadas que han sido parte de esta concreción. “Dos años y medio de obra, con trabajadores en blanco, registrados, un sueldo bueno, y esto hay que acompañar porque es una gran tarea la que desarrollan”, marcó.

Se comprometió, como futuro intendente de la ciudad, a continuar en este trabajo que viene desarrollando desde su gestión en el Concejo Municipal y, “respetando las cuestiones ambientales y de seguridad, avanzar en eficiencia y dinamismo en las gestiones y permisos de obras, para así impulsar un Estado eficiente, ágil, y que dé respuestas rápidas en trámites de gestión, que permitan que el inversor genere obras de esta naturaleza, que nos enorgullecen a todos”.

Dejá tu comentario