Mundo |

Francia busca acabar con los "certificados de virginidad"

Un proyecto de ley intenta ponerle fin a una práctica humillante para las mujeres que aún se exige en diversas comunidades religiosas.

En Francia, un proyecto de ley contra los separatismos religiosos quiere acabar con la práctica de algunos médicos, que emiten un documento que asegura que una mujer es virgen antes del matrimonio.

“Serán prohibidos e iniciaremos un proceso penal”, dijo Marlène Schiappa, la ministra encargada de Ciudadanía.

El gobierno francés está preparando un proyecto de ley contra los separatismos religiosos, previsto para el otoño. Entre los temas abordados estarán los “certificados de virginidad”, emitidos por un profesional de la salud y destinados a probar que una mujer es virgen.

Este tipo de certificado es a veces solicitado por algunas comunidades antes de un matrimonio religioso, pero también se puede realizar para probar una violación. El médico, o la comadrona, examina a la joven para ver si el himen sigue intacto, aunque se sabe que un himen se puede romper naturalmente o por la práctica de un deporte.

Para la Organización Mundial de la Salud, “la realización de estas pruebas nocivas e innecesarias desde el punto de vista médico viola varios derechos humanos y normas éticas, en particular el principio fundamental de la medicina consistente en ‘no causar daño’”.

El ministro francés del Interior, Gérald Darmanin, y la ministra encargada de Ciudadanía, Marlène Schiappa, denunciaron de una misma voz esta práctica. “Serán prohibidos e iniciaremos un proceso penal”, dijo Schiappa en la radio RTL, contra la persona que emita el certificado, ya sea un médico o un familiar.

Esta petición puede venir de la joven, bajo coacción, de su futuro marido, o de la familia de la futura esposa. En general, en las comunidades católicas, musulmanas o judías muy religiosas. “Es un hecho religioso, cualquiera que sea la religión”, dice Isabelle Derrendinger, secretaria general del Consejo Nacional de la Orden de Comadronas. Es difícil evaluar el alcance de esta práctica, dado que los profesionales no informan de este tipo de procedimiento.

Dejá tu comentario