Sociedad | Conicet | Resistencia | UNNE

Estudian plantas que sirven para curar infecciones en la piel

Investigadores de la UNNE realizan un estudio sobre las propiedades antimicrobianas.

En el marco de un estudio para validar científicamente la actividad antimicótica y antibacteriana de extractos de vegetales utilizados en la medicina tradicional, investigadores del Instituto de Medicina Regional de la UNNE identificaron propiedades inhibitorias en dos reconocidas plantas, “Yerba Carnicera” y “Tapekue”.

El conocimiento y uso de las plantas para la curación de enfermedades, llamado fitoterapia, fue practicado, documentado y transmitido a través de generaciones de diferentes civilizaciones desde hace miles de años.

En particular, la región nordeste argentino cuenta con una fuerte tradición de uso de plantas con fines medicinales, y se registra una gran diversidad de plantas que constituyen fuentes potenciales de investigación de nuevos compuestos con actividad biológica.

En ese contexto, desde el Instituto de Medicina Regional de la UNNE se inició una investigación para corroborar la actividad inhibitoria de extractos de vegetales usados en medicina tradicional para el tratamiento de afecciones de piel producidas por hongos y bacterias.

El estudio está a cargo del Doctor Gustavo Giusiano y desarrollado por el Bioquímico Javier Mussin siendo su trabajo de tesis doctoral CONICET-UNNE. Ambos explicaron que se consideró pertinente evaluar científicamente la efectividad de distintos extractos de vegetales usados tradicionalmente por los indígenas para tratar infecciones dérmicas y validar así la propiedad antimicrobiana que popularmente se le asigna.

Comentaron que la mayoría de los estudios de plantas medicinales se circunscriben a aquellas consumidas como infusión y son acotados los estudios de acción tópica, es decir los que evalúan su aplicación directa sobre la piel.

Hasta el momento los investigadores lograron importantes avances respecto a determinar el potencial inhibitorio de dos reconocidas plantas, Conyza bonariensis (L.) Cronquist o “yerba carnicera” y Acanthospermum australe (Loefl.) Kuntze (A. australe), comúnmente conocida como "Tapekue", que mostraron acción antifúngica frente a distintos hongos productores de micosis en la piel.

“Los resultados logrados contribuyen a dar una explicación científica del uso empírico de las mencionadas plantas en el tratamiento de varias infecciones de la piel y enfatiza la importancia de la investigación de las plantas medicinales, con el objeto de generar nuevas opciones terapéuticas que den lucha contra el aumento de la resistencia a los antimicrobianos” indicó el Bioquímico Mussin.

Indicó que la intención es poder continuar el estudio con otras plantas de reconocido uso tradicional para este tipo de afecciones.

Dejá tu comentario