Mundo |

España: polémico fallo judicial en una causa por abuso sexual

La Justicia condenó a los acusados por abuso pero no por violación porque "no hubo violencia".

La polémica que rodeó la sentencia contra "La manada" meses atrás volvió a repetirse en España. Asociaciones y juristas reclamaron este viernes cambios legislativos después de que cinco hombres que violaron a una chica de 14 años fueron condenados por abuso sexual y no agresión sexual por considerar el juez que la víctima estaba inconsciente.

Según los jueces de la Audiencia de Barcelona, la víctima estaba inconsciente por lo que los acusados "pudieron realizar los actos sexuales sin utilizar ningún tipo de violencia o intimidación", condiciones consideradas necesarias en según el código penal español para que haya violación.

Los cinco hombres fueron condenados a penas de entre 10 y 12 años de prisión.

Una condena por agresión sexual, el equivalente de violación, les habría acarreado sentencias de entre 15 y 20 años. Los condenados tampoco podrán acercarse ni comunicarse con la víctima durante 20 años y deberán indemnizarla con 12.000 euros, cinco veces menos de lo que pedía el ministerio fiscal.

Otros dos acusados fueron absueltos por estos hechos, que tuvieron lugar en octubre de 2015 durante una fiesta en una fábrica abandonada de la ciudad de Manresa, situada al norte de Barcelona.

Según se probó en le juicio, la joven estaba inconsciente tras haber tomado alcohol y fumado marihuana. Los condenados la llevaron a un lugar apartado donde abusaron de ella por turnos de 15 minutos.

Uno de los hombres que fue absuelto se masturbó mientras miraba cómo los demás violaban a la chica.

Al dar su testimonio, la joven aseguró que dos de sus agresores la amenazaron con un arma para forzarla a hacerles una felación, aunque los jueces consideraron que no se podía probar los hechos. Según Cadena Ser, los magistrados dieron por probados los abusos gracias a los mensajes de WhatsApp que escribieron los condenados y en los que el cabecilla del grupo admitió que la menor "se quejó".

Según la sentencia, el tribunal admitió que el crimen fue "extremadamente intenso y especialmente denigrante", pero resalta que los agresores "pudieron realizar los actos sin usar ningún tipo de violencia o intimidación para vencer una oposición que no existía".

Dejá tu comentario