Política | Aborto | Alberto Fernández | Estado | Facebook | Vaticano

El Papa postergó diálogo con Fernández por el tema del aborto

Francisco lo iba a recibir antes del 10 de diciembre.

El presidente electo, Alberto Fernández, tiene previsto viajar a Francia en los próximos días, y a continuación embarcar a Roma para encontrarse con las autoridades italianas. No es habitual que el Vaticano reciba a futuros jefes de Estado, pero Fernández es argentino, peronista y exhibe simetrías con las propuestas de la Iglesia para combatir el hambre, la pobreza y la desocupación.

Francisco ya tenía decidido recibir a Fernández antes del 10 de diciembre, y esperaba una comunicación informal para ajustar los detalles del día y la hora. En su agenda estaba la transición presidencial y la situación geopolítica en América Latina.

Sin embargo, esta posibilidad de audiencia en Santa Marta quedó -en principio- suspendida por la decisión de Fernández de enviar “cuanto antes” al Congreso un proyecto de ley que despenalice el aborto.

El viernes a la mañana, Francisco leyó las declaraciones del presidente electo durante la presentación del libro Somos Belén de la abogada Ana Correa, donde ratificaba su posición a favor del aborto. Y dos días más tarde, el domingo a la tarde, el Papa accedió al reportaje que Fernández concedió a un medio porteño.

TE PUEDE INTERESAR: Demoraron a varios conductores en el interior por irregularidades

La réplica del Papa no tardó más que un día. Su amigo, el arzobispo Víctor “Tucho” Fernández, abrió su página de Facebook y escribió el pensamiento de Francisco: “Vamos al asunto: valoro la capacidad del presidente electo, Alberto, y espero que pueda levantar y pacificar el país. Pero me llamó la atención leer que enviará inmediatamente un proyecto de ley para avanzar en el aborto. Teniendo en cuenta lo que él dijo creo que hay que hacer dos aclaraciones: una cosa es despenalizar a la mujer que ya abortó y otra cosa es legalizar el aborto. La realidad es que casi ninguna mujer va presa por haber abortado. Despenalizar sería simplemente blanquear esa situación. Pero otra cosa es legalizar el aborto libre, facilitar el aborto para quien quiera hacerlo por cualquier causa”, opinó el arzobispo.

Y remató: “Si yo pudiera hablar con Alberto le preguntaría si vale la pena comenzar su mandato con un tema que tanto divide a los argentinos y que tanta tensión ha provocado. Pero me preocupa más otra cosa: yo le escuché decir, antes de las elecciones, que no consideraba que este tema fuera una prioridad o una urgencia, que dividía al país y que había que analizarlo bien y con tiempo. Muchos le votaron confiando en estas palabras”.

En este contexto, Francisco enfrió la relación con Fernández, y comunicará por canales informales que no habrá audiencia hasta que se acuerde una visita oficial del Presidente en funciones. Diferen

Dejá tu comentario