Política | Impuestazo | Insssep | Martínez

El intendente de Resistencia quiere evitar pagar la obra social de empleados

Gustavo Martínez pretende evadir el aporte al Insssep ¨hasta que mejore la situación¨.

El intendente de la capital de la provincia del Chaco insiste con que la provincia no le retenga los aportes que deben ir a la obra social provincial. Tras el impuestazo a los vecinos y endeudar en 800 millones de pesos al municipio, Gustavo Martínez quiere evitar el pago al InSSSeP.

Desde el día que asumió en la intendencia de Resistencia, Gustavo Martínez sostiene que "la situación financiera del Municipio es delicada", por lo que insiste en que "por el momento no se le retenga el dinero de algunos de los conceptos por los cuales se efectúan descuentos en cada cuota de los fondos coparticipables".

Martínez no solo pretende evitar descuentos por parte de la provincia, sino que a su vez incrementó de manera exorbitante los impuestos a los vecinos y accedió por parte del Concejo a un endeudamiento de 800 millones de pesos que deberán pagar los residentes de la ciudad.

75 MILLONES EN SUELDOS

Martinez, quien desde que asumió habla solo por redes sociales, dijo que “estamos viviendo una situación extremadamente complicada desde el punto de vista financiero, la masa salarial es muy importante dentro del Municipio".

En ese sentido, se estima que la Municipalidad de Resistencia debe pagar poco más de 75 millones de pesos en sueldos.

SECUELA DEL IMPUESTAZO

El propio intendente reconoció que "casi no han ingresado recursos" al municipio y se mostró preocupado porque "no parece poder mejorar el panorama de las finanzas municipales".

MARTÍNEZ NO QUIERE PAGAR 50 MILLONES

Mediante un informe enviado a los medios, el intendente de la capital del Chaco insiste en que no se le descuente de la coparticipación $10.000.000 del anticipo que les dieron de $ 30.000.000 y $ 42.447.402,01 del rubro que figura como InSSSeP.

Dejá tu comentario