Política | Alberto Fernández | Banco Central | créditos hipotecarios UVA

El Gobierno descartó nuevas medidas para los deudores UVA

"El Estado aporta $2000 millones", aseguró Alberto Fernández, y afirmó que no habrá un rescate para los tenedores de los préstamos.

"Los créditos UVA son créditos entre particulares que aceptaron una cláusula", expresó el presidente, en una entrevista en radio Continental, y agregó: "Advertí tanto el riesgo que representaban esos créditos, pero finalmente es un acuerdo entre particulares".

El presidente recordó que su antecesor, Mauricio Macri, congeló la cuota de los préstamos hasta fin de 2019 a partir de septiembre, luego de haber perdido las PASO. "Macri hizo como siempre: en campaña, dijo 'suspendamos los créditos, que no aumenten más'. Pero la deuda existe, el contrato existe y dice que hay que indexarlo. Eso acumuló una deuda de 600 millones de pesos que pagó el Estado", dijo Fernández.

El congelamiento de cuota se extendió durante un mes más, hasta fines de enero. Finalmente, el Banco Central comunicó un mecanismo para que la cuota, en vez de saltar un 26% de un mes a otro, converga gradualmente hasta fin de año a esos niveles, más la inflación que se acumule de aquí en más.

"Hicimos que esa distorsión no sea tan feroz y que de algún modo, dentro de un año, todo se ponga en orden. Mientras tanto, la diferencia entre lo que paga la gente y lo que debería pagar la ponen los bancos. Y eso le cuesta a los bancos 1400 millones de pesos. Que, sumados a los $600 millones que pagó el Estado, hacen un total de $2000 millones. Y hay que aclarar que el 70% de los créditos han sido dados por los bancos públicos. Con lo cual, cuando yo escucho quejarse tan agriamente a los que han sacado créditos hipotecarios UVA, que hay que aclarar que son alrededor de 90.000 personas, no son millones, los quiero llamar a la reflexión", dijo el Presidente.

"Porque el Estado está aportando $2000 millones para aliviar la situación", insistió.

Tomadores de préstamos UVA reclaman desde hace meses que se congele la cuota definitivamente, algo que el Gobierno se negó a hacer. Quienes tomaron deuda indexada para otros fines (préstamos personales o prendarios, por ejemplo) no tuvieron ningún tipo de paliativo.

Dejá tu comentario