Política | Estado | Peppo

El Ejecutivo avanza con las obras en la Parroquia Santo Cura Brochero

El gobernador verificó las acciones.

El gobernador Domingo Peppo, recorrió las obras que lleva adelante el gobierno en la Parroquia Santo Cura Brochero en Villa Don Alberto. Los trabajos incluyen la construcción de un playón y un SUM donde funcionará el merendero, ambos con una inversión de más de un millón de pesos.

En la oportunidad, el mandatario resaltó la importancia de las obras que brindan “inclusión y apertura de la comunidad a una capilla donde se llevan las actividades del merendero, deportivas y de contención a las personas con problemas de adicciones”.

“Desde la Provincia hemos ayudado con algunas instalaciones en conjunto con el Ministerio de Infraestructura, porque revalorizamos el trabajo que hacen con la comunidad, con actividades que congregan a la familia y rescata desde la tarea social como lo alimentario hasta lo espiritual”, señaló.

TE PUEDE INTERESAR: Colectivos: el jueves definirán medidas a seguir

Peppo detalló que las obras del playón incluyeron el techado y cerramiento permitiendo la iluminación del espacio de la misma para la realización de distintas actividades que lleva a cabo la comunidad religiosa y tuvo una inversión de $828.255 de pesos. En cuanto al Merendero de la Capilla San Francisco de Asís, se trata de un SUM con su respectiva iluminación y la instalaciones de ventiladores por un monto de $648.391 de pesos.

“Estamos presentes trabajando para erradicar los problemas que tiene la barriada y vemos una salida en el deporte, la espiritualidad para unir a las familias y a los jóvenes y el Estado debe estar presente allí”, remarcó.

En ese sentido, destacó la labor del padre Daniel Benítez quien lleva adelante las actividades en la capilla: “Las ganas y el esfuerzo del padre ayuda a que la comunidad se sienta acompañada” y revalorizó “su trabajo hacia un barrio muy necesitado”. “La verdadera transformación del barrio se da si hay comunicación de los líderes religiosos con su comunidad y es un trabajo muy difícil que asumió el padre Daniel”, concluyó.

Dejá tu comentario