Policiales | Crimen Villa Gesell

El chat que deschava a los rugbiers: sabían que mataron a Fernando

Los peritos encontraron un chat que prueba el conocimiento de la muerte del joven, antes que la policía los detenga.

A pesar de que los detenidos no revelaron las contraseñas de sus celulares, los especialistas de la Policía Federal Argentina (PFA) lograron ingresar al contenido que guardaba cada uno de ellos en sus dispositivos, donde encontraron pruebas incriminatorias en la muerte de Fernando Báez Sosa, el pasado 18 de enero.

En los celulares de los detenidos, no solo hallaron un video del momento que le propiciaron la brutal golpiza al joven de 18 años, hasta matarlo, grabado por uno de los agresores, sino que también hallaron un mensaje que comprueba que los imputados sabían que lo asesinaron, antes de ser detenidos.

En un chat de un grupo de WhatsApp que compartían entre los diez rugbiers, uno de ellos envió: “No escriban más que lo matamos”, antes que la Policía los detenga, siete horas después del crimen.

"Costó mucho bajar la información porque había teléfonos que tenían hasta 300 GB de información, algo que no es normal", explicó a La Nación, una fuente al tanto de los avances de la causa.

Además del contenido audiovisual y de los chat incriminatorios, los peritos también encontraron “memes” y burlas sobre Pablo Ventura, el onceavo detenido en la causa, quien pasó cuatro días en la cárcel, debido a que los rugbiers mencionaron su nombre, cuando el ni siquiera estaba en la ciudad balnearia al momento del crimen.

De esta manera, la Policía comprobó que hubo alevosía de parte de los detenidos, al mencionar el nombre de un inocente que se encontraba a 500 kilómetros de Villa Gesell, donde ocurrió el brutal asesinato de Fernando Báez Sosa.

“Llamó mucho la atención la gran cantidad de cargadas que había hacia Ventura. Algunas eran de tiempo atrás", explicó un investigador.

Por su parte, el padre de Pablo Ventura advirtió a los detenidos: “Esto no les va a salir gratis porque mi pibe estuvo en cana”, defendiéndolo.

"Los encargados de hacer el peritaje bajan la información y después se la entregan a los funcionarios judiciales", explicaron allegados a la causa.

Dejá tu comentario