Sociedad | cocaína | DataChaco

El autor de "Recuperando mi vida" contó cómo logró superar su adicción

El quitilipense, José María Villacorta dialogó con este medio, en el marco del prelanzamiento de su libro.

En un diario personal, José María Villacorta, oriundo de la localidad chaqueña de Quitilipi, cuenta bajo el título “Recuperando mi vida”, la historia de cómo superó su adicción a la cocaína, la cual sufrió durante siete años, con el fin de motivar a otras personas que padecen la enfermedad, desde su experiencia.

El libro que fue publicado por la Librería de la Paz, “nació cuando estaba internado en La Plata, y no podía ver a mi hija que tenía cuatro años, en ese entonces. Así que decidí escribirle mí día a día y enviárselo para que se lo lean, pero por diferentes motivos no pude entregárselo y se me fue acumulando un total de 750 páginas", que luego tuvo que pulir para armar el libro, comentó Villacorta a Datachaco.com.

“Lo escribí en el horario del baño, mientras mis compañeros se bañaban”, confesó Villacorta, asegurando que él encontró la clave de la superación personal en la escritura.

Si bien, el libro comenzó a escribirse para compartirlo con su hija, Villacorta indicó que sintió una nueva motivación: “Cuando estaba finalizando mi tratamiento de dos años, yo ya sabía que quería publicar el libro porque quería ayudar a otros”, resumió el autor de “Recuperando mi vida”.

Sobre cómo está planteado el desarrollo del libro, el autor explica: “Cuento desde el momento en que me despierto, cómo iba pasando mi día a día, cómo se daba el proceso del tratamiento grupal e individual, dejando en palabras todo lo que aprendía con dolor y mucho esfuerzo”.

En la autobiografía, Villacorta habla del personaje llamado "El Loco", que interpreta su vida, ya que a él lo apodaban con ese nombre "porque nunca me gustó respetar límites", comentó, y agregó: "Eso fue lo que siempre me tuvo en riesgo, hasta que a los 26 años pedí que me conviden cocaína. Y recién me traté a los 33 años, después de 7 años de consumo", se lamenta.

Al finalizar, el quitilipense reconoce, a pesar de haberse tratado: "Voy a sufrir de adicción toda mi vida, pero hoy por hoy hago una vida normal, conozco mis límites, no salgo hasta tarde, ni consumo alcohol, entre otras cosas, pero con las herramientas que aprendí durante la internación pude recuperar mi vida”.

En la actualidad, tras siete años "limpio", Villacorta se dedica a brindar charlas en colegios primarios y secundarios para advertir de los peligros de las drogas.

Dejá tu comentario