Actualidad |

Detuvieron por violación a un legislador salteño

El Concejo Deliberante de Salta se resiste a destituirlo.

Una mujer de 22 años denunció que el concejal por el Frente Plural (FR) en Orán (provincia de Salta), Ramón Isauro Rodríguez, la violó el sábado a la madrugada a la salida de un boliche.

Entonces, la Policía lo detuvo por orden del juez de Garantías 1 de la ciudad, Francisco Oyarzún, pero sus pares en el Concejo Deliberante, aunque aceptaron una sesión especial, rechazaron destituirlo.

La joven, cuya identidad será resguardada por este medio, aseguró que el sábado concurrió a Tropicalísima, una disco conocida como "La Tropi", junto con Rodríguez y un amigo de él que no conocía. A la salida, ellos le ofrecieron llevarla a la casa en la camioneta. El acompañante manejó, la chica se subió atrás y el concejal se puso a su lado. De repente, el conductor frenó la 4x4 y empezó lo peor.

TE PUEDE INTERESAR: Francia anunciará un plan de inversiones en la Argentina

"El acusado la sujetó de los brazos y comenzó a tocarla. Ella le dijo: 'No lo hagas, Ramón', pero él le subió la pollera y la penetró violentamente. Ella se defendió, lo lastimó, lo pateó en sus partes y en un momento de distracción pudo abrir la puerta, salió corriendo bajo la lluvia y pidió auxilio", puntualizó la mujer, según el parte policial al que tuvo acceso TN.com.

El juez Oyarzún actuó rápido: en pocas horas resolvió detener a Rodríguez, lo indagó y decidió que continúe en prisión. Ante ese escenario, la concejal del Partido Obrero (PO), Nely Díaz, presidenta de la comisión de Derechos Humanos, solicitó una sesión especial para destituirlo, pero sus pares, Matías Cala, Pedro Juárez, Lucas Téves Cañete y hasta Gabriela Saba, lo impidieron.

El magistrado no solo imputó a Rodríguez sino también a su amigo, Carlos Sánchez, oficial de Gendarmería, y por eso caratuló el expediente como "abuso sexual con acceso carnal agravado por la participación de dos o más personas" mientras que la fiscal de Género, María Soledad Filtrin, solicitó que el Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF) examine a la denunciante.

En menos de una semana, Rodríguez cambió de abogado. El primero que lo intentó asistir fue Fernando Tulián, que a su vez es asesor del Concejo Deliberante, pero cuando Díaz observó esa irregularidad, Tulián renunció a la defensa del concejal, pero asumió la del gendarme. Díaz, entonces, pidió que el cuerpo legislativo remueva a Tulián de la asesoría de la institución.

Dejá tu comentario