País | Coronavirus

Detuvieron a dos de los cuatro prófugos por el robo al jubilado de Quilmes

El hombre, de 71 años, mató a uno de ellos de un tiro en el pecho. Sergio Berni aseguró que "actuó en legítima defensa".

La Policía detuvo este martes a dos de los ladrones de la banda que entró a robar a la casa de Jorge Adolfo Ríos, el jubilado de 71 años que está acusado de matar de un balazo en el tórax a uno de ellos. El hombre fue beneficiado con arresto domiciliario el lunes, aunque está imputado por el delito de "homicidio agravado".

Mientras los oficiales continúan con las tareas de rastrillaje para dar con el otro atacante, el ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni se acercó a Quilmes este martes para seguir de cerca la investigación y ponerse en contacto con el jubilado. "Creo que ya tenemos el caso resuelto", afirmó.

El ministro consideró que el hombre de 71 años actuó en “legítima defensa” y cuestionó el accionar de la Justicia en el tratamiento de estos casos.

"Hay una crisis de Justicia muy importante que tiene que ver con liberar a los presos", manifestó Berni. "Cuando se libera a un delincuente se sabe lo que pasa. Hay un hartazgo en la sociedad por la inacción de la Justicia, porque la gente ve que se cuidan los derechos de los delincuentes y no los de ellos”, opinó.

Berni señaló, además, que uno de los delincuentes tiene antecedentes. "Fue liberado hace dos o tres meses, la Justicia lo liberó por motivos del coronavirus. Esto pasa cuando se libera a delincuentes sin la sentencia cumplida", aseguró.

En tanto, los hijos de Ríos indicaron que resolvieron vender la casa en la que asaltaron a su padre el 17 de julio último, ante las amenazas que sufrieron en las últimas horas por parte de los allegados del delincuente que murió.

"La decisión es que esta casa ya no es nuestra", dijo Federico Ríos en referencia a la vivienda en la cual actualmente hay vigilancia policial. El hombre sostuvo que recibieron amenazas por redes sociales donde les aseguraban que "la iban a pagar". Y afirmó que también los amenazaron mientras daban notas a distintos medios.

Ríos fue beneficiado el lunes por la tarde con un arresto domiciliario después de permanecer detenido desde el viernes, cuando sucedió el episodio. El juez de Garantías 2 Martín Nolfi le concedió el beneficio bajo juramento de presentarse ante el juzgado cada vez que se lo requiera, por lo que el hombre no tendrá que utilizar una tobillera electrónica.

El caso

De acuerdo con fuentes de la investigación, alrededor de las 5 del viernes, cinco ladrones entraron a robar a la casa de Ríos, ubicada Ayolas al 2700, en Quilmes Oeste.

Durante el asalto, el hombre fue golpeado e intimidado con un destornillador mientras le exigían dinero. En ese contexto, buscó una pistola calibre 9 milímetros que guardaba en la vivienda y disparó al menos seis veces, lo que provocó que los delincuentes escaparan.

Sin embargo, las imágenes de las cámaras de seguridad mostraron que uno de los ladrones permanecía a metros de la casa. Entonces, Ríos salió a buscarlo con el arma y el joven de 26 años dejó de moverse. Los investigadores creen que ese fue el momento en el que le disparó en el tórax.

Dejá tu comentario