País |

Detuvieron al surfer que llegó de Brasil

El joven que fue escoltado por Gendarmería tras volver de Brasil escapó a Ostende.

El joven de 27 años que demorado el martes en la autopista Panamericana a bordo de una camioneta y con una tabla de surf en el techo al retornar de Brasil, fue detenido en la localidad balnearia de Ostende cuando se descubrió que había incumplido el aislamiento obligatorio en su casa del barrio porteño de Flores al darse a la fuga.

El joven fue interceptado en horas de la tarde de este martes por personal de Prefectura en el momento en el que transitaba en la mano hacia la Ciudad de Buenos Aires por la Autopista Panamericana, a la altura de Paraná, a bordo de una camioneta Ford Explorer con una tabla de surf en el techo.

Al ser interrogado por los uniformados, sostuvo que se había ido a Brasil de vacaciones y que había entrado al país por Paso de los Libres, sin que supuestamente le hayan comunicado que tenía que cumplir con la cuarentena preventiva por COVID-19.

Cuando fue abordado por periodistas, el joven se mostró molesto y dijo que lo podían contagiar. "Ustedes no tendrían que estar acá, tendrían que estar en su casa", les dijo a los cronistas, algunos de los cuales le recordaron que la tarea de prensa es una de las exceptuadas en el decreto presidencial que determinó la cuarentena.

Finalmente, el joven fue infraccionado y escoltado a su domicilio del barrio de Flores, mientras que fue notificado de que iba a ser visitado por efectivos este miércoles para verificar el cumplimiento de la cuarentena obligatoria.

No obstante, según pudo observarse a través de cámaras de seguridad, el muchacho volvió a salir pocos minutos después que se retirasen del lugar los efectivos.

Este miércoles, el juez federal de San Isidro Lino Marabelli ordenó la captura del infractor, que fue intensamente buscado por fuerzas de seguridad para ser detenido en el marco de los artículos 205 y 239 del Código Penal.

Finalmente, comenzaron a viralizarse imágenes filmadas con teléfonos celulares de vecinos de Ostende, que mostraban que el surfer se hallaba en una vivienda, aparentemente perteneciente a su madre.

Por tal motivo, el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, con jurisdicción en Ostende, ordenó que el joven quedara detenido en la mencionada propiedad para cumplir con la cuarentena obligatoria de catorce días, para lo cual dispuso la presencia de una consigna policial en la puerta de la casa por el mencionado período.

Dejá tu comentario