Actualidad |

Desescalada e irresponsabilidad social: falta solidaridad y empatía

Por Sonia Medina

Ante la concurrencia masiva de personas en la calle, estamos viviendo horas de mucha irresponsabilidad social. Y a esta altura la mayoría de nosotros está al tanto de la gravedad del virus.

La responsabilidad, la solidaridad y la empatía también son claves para afrontar el coronavirus.

Una empatía preventiva, una empatía que supere el clásico individualismo, una empatía que deje de lado al clásico "vivo criollo", pero que nos permita, irónicamente, seguir estando así, vivos.

Cuidarnos es empezar por uno.

Cuidarnos es respetar.

Cuidarnos es responsabilidad.

Cuidarnos es tener empatía y tomar conciencia de que sólo vamos a poder aminorar los efectos de este virus, si todos nos comprometemos.

No perdamos la oportunidad, afiancemos lo que nos une como sociedad y repensemos qué modelo social, económico y afectivo queremos para el futuro.

Tenemos el peligro delante de nuestras narices, pero esta es una oportunidad para salir mejores, fortalecidos y resilientes. Solamente lo lograremos si como sociedad podemos ser empáticos con el que tenemos al lado.

Sabemos que en momentos de crisis el ser humano puede mostrar sus mejores y peores cualidades.

Esta pandemia pone a prueba nuestra disciplina, nuestra responsabilidad social y por sobre todo nuestra capacidad de ser solidarios.

Si no podemos comportarnos de esa forma, “si no somos capaces de vivir enteramente como personas -como decía Saramago en su brillante libro Ensayo Sobre la Ceguera-, al menos hagamos todo lo posible para no comportarnos como animales”.

Dejá tu comentario